Inicio > Mexico > México noticias > Informe de Amnistía Internacional crítico con las violaciones de los derechos humanos en México

Informe de Amnistía Internacional crítico con las violaciones de los derechos humanos en México

amnistia internacional

Los homicidios ilegítimos, las detenciones arbitrarias, las desapariciones forzadas y la violencia contra las mujeres y las niñas son algunas de las violaciones de derechos humanos citadas por Amnistía Internacional (AI) en un nuevo informe.

En la sección de México de su informe sobre derechos humanos 2020-2021, AI citó tres homicidios ilegítimos perpetrados por las fuerzas de seguridad mexicanas el año pasado.

Se trata de la muerte de Giovanni López Ramírez, de 30 años, supuestamente asesinado por la policía municipal de Ixtlahuacán de los Membrillos, Jalisco, el pasado mes de mayo, tras ser detenido por no llevar mascarilla; la ejecución por parte del ejército, el pasado mes de julio, de Arturo Garza, de 19 años, superviviente desarmado de un tiroteo en Nuevo Laredo, Tamaulipas, entre el ejército y un grupo criminal; y el presunto asesinato, el pasado mes de octubre, de Yéssica Silva, de 35 años, a manos de la Guardia Nacional, que abrió fuego contra su vehículo en Delicias, Chihuahua, cuando regresaba a su casa tras una protesta por los derechos del agua de los agricultores.

En la subsección Ejecuciones extrajudiciales de su informe sobre México, AI señaló que la Procuraduría General de la República intentó cerrar la investigación sobre la muerte de 22 personas a manos de soldados en Tlatlaya, estado de México, en 2014, antes de haber investigado adecuadamente la responsabilidad de la cadena de mando en el caso.

Sin embargo, el intento de cierre fue detenido por los representantes de las víctimas, según la organización.

La semana pasada se supo que la Secretaría de la Defensa Nacional volvió a detener en secreto a siete soldados en relación con el incidente, conocido como la masacre de Tlatlaya.

AI señaló que el presidente López Obrador firmó un decreto el pasado mes de mayo en el que se ordenaba el despliegue permanente de las fuerzas armadas en operaciones de seguridad pública hasta marzo de 2024. Pero el decreto no incluía regulaciones sustantivas para asegurar que su conducta fuera consistente con los estándares internacionales, dijo el informe.

AI también expresó su preocupación por la detención arbitraria de al menos 27 personas durante las protestas en Guadalajara el pasado mes de junio, provocadas por la muerte de Giovanni López.

Los manifestantes fueron secuestrados en vehículos sin marca, y su paradero fue desconocido durante varias horas. Las organizaciones locales informaron de que al menos 20 de estas detenciones podrían equivaler a desapariciones forzadas, dice el informe.

Añadió que estas desapariciones por parte de agentes estatales y las llevadas a cabo por agentes no estatales seguían siendo preocupantes. Los sospechosos de responsabilidad penal gozaban de una impunidad casi total, dijo AI.

Bajo el título El estado de los derechos humanos en el mundo, el informe señala que en 2020 se registraron casi 7.000 personas desaparecidas en México, y casi 64.000 desaparecidos en la última década.

En la subsección Violencia contra las mujeres y las niñas, AI reconoció que los feminicidios en febrero de 2020 de Ingrid Escamilla, de 25 años, cuyo cuerpo fue desollado por su pareja, y de Fátima Cecilia Aldrighett Antón, de 7 años, cuyo cuerpo fue encontrado en una bolsa de plástico, desataron la indignación, lo que llevó a una asistencia sin precedentes a las protestas sociales en el Día Internacional de la Mujer.

… Durante el año 2020 se registraron 3.752 asesinatos de mujeres, de los cuales 969 fueron investigados como feminicidios, señala el informe.

También dijo que hasta diciembre se produjeron algo más de 260.000 llamadas al teléfono de emergencias 911 para denunciar incidentes de violencia contra las mujeres, lo que supone un aumento del 32% en comparación con todo el año anterior.

La ONG también señaló que el gobierno recortó el 75% de los fondos operativos del Instituto Nacional de las Mujeres el pasado mes de julio y afirmó que el presidente López Obrador siguió restando importancia al tema de la violencia contra las mujeres, cuestionando la validez de las llamadas realizadas a los servicios de emergencia para denunciar la violencia doméstica y criticando las protestas de las mujeres contra los feminicidios.

Además, AI señaló que la sede de la Comisión Nacional de Derechos Humanos en la Ciudad de México fue tomada por mujeres que protestaban por la falta de avances de las autoridades en el tema de la violencia contra las mujeres, y añadió que las alertas de violencia de género contra las mujeres seguían operando en 18 estados.

En cuanto a los derechos sexuales y reproductivos, la organización de derechos humanos señaló que la Suprema Corte rechazó en julio pasado una solicitud de amparo que pretendía cambiar la legislación que penaliza el aborto en Veracruz. Los activistas del aborto se habían mostrado optimistas de que el tribunal dictara una sentencia histórica que allanara el camino hacia la despenalización del aborto en todo México.

El informe señala que los defensores de los derechos humanos siguen siendo objeto de ataques y acoso, y señala que el año pasado murieron 24 personas de este tipo.

Los defensores de los derechos humanos ambientales y de los pueblos indígenas expresaron su preocupación por el megaproyecto del Tren Maya. El presidente respondió acusándoles públicamente de ser falsos ecologistas, se afirma.

AI también señaló que los trabajadores de los medios de comunicación siguieron siendo amenazados, acosados y atacados el año pasado y que al menos 19 periodistas fueron asesinados.

El presidente estigmatizó a los defensores de los derechos humanos y a los medios de comunicación en varias ocasiones, dice el informe.

… En septiembre, una carta firmada por 650 periodistas y académicos acusó al presidente de acciones perjudiciales para la libertad de expresión, incluyendo una serie de declaraciones públicas que socavan la prensa, permitiendo un ambiente propicio para la censura, las sanciones administrativas y el uso indebido de la ley para intimidar a la prensa.

AI también señaló en la subsección Libertades de expresión y reunión del informe que la policía de León, Guanajuato, detuvo arbitrariamente a 22 mujeres y golpeó y agredió sexualmente a varias mujeres y niñas durante una protesta de mujeres el pasado agosto.

En noviembre, en Cancún, la policía utilizó munición real en una serie de protestas, en su mayoría pacíficas, de mujeres que protestaban contra los feminicidios, añade el informe.

AI también dijo que la tortura y otros malos tratos por parte de las autoridades mexicanas seguían siendo motivo de preocupación en 2020 y que los migrantes, refugiados y solicitantes de asilo seguían enfrentándose a un uso excesivo de la fuerza y a detenciones arbitrarias por parte de las autoridades, así como a secuestros, agresiones y asesinatos por parte de agentes no estatales.

Organizaciones de la sociedad civil presentaron varios amparos entre abril y fin de año solicitando la liberación de todas las personas en detención migratoria y el fin de dichas detenciones por el riesgo Covid-19. Un juez federal de Ciudad de México dictaminó que todas las personas detenidas por motivos de inmigración debían ser liberadas. Sin embargo, las autoridades no cumplieron la sentencia y las detenciones continuaron, privando a los migrantes no sólo de su derecho a la salud, sino también a la libertad, señala el informe.

En las últimas semanas, las autoridades mexicanas han intensificado la represión de los migrantes.

Amnistía Internacional también planteó su preocupación por la gestión del gobierno federal de la pandemia de coronavirus, que se ha cobrado más de 205.000 vidas, según el recuento oficial, que en general se considera un recuento considerablemente inferior.

El gobierno respondió a la pandemia de Covid-19 con recortes del gasto público en diversas áreas. Los trabajadores sanitarios informaron de que carecían de acceso a equipos de protección personal [EPP] y de las prestaciones necesarias para garantizar un entorno de trabajo seguro, señala el informe.

Al menos 2.397 trabajadores sanitarios murieron con Covid-19 en México el año pasado, señaló AI. También reconoció que varios trabajadores sanitarios fueron agredidos físicamente en lugares públicos o en el transporte público durante la pandemia.

En la región de las Américas en general, las respuestas de los gobiernos a la crisis [del coronavirus] tuvieron repercusiones de gran alcance en los derechos humanos, con consecuencias a menudo devastadoras para un gran número de personas, señala el informe.

La región, que alberga apenas el 13% de la población mundial, registró el 49% de todas las muertes por Covid-19 en el mundo [en 2020]. La falta de EPP, además de las malas y precarias condiciones de trabajo, se cobraron un terrible tributo a los trabajadores sanitarios, a los que a menudo se les prohibía hablar y se les sancionaba si lo hacían.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *