Raúl Emilio Baduel detenido injustamente por ejercer su derecho (VIDEO)

(Redacción ATM, Agencia de Noticias)

Raúl Emilio Bauel, fue detenido el pasado 21 de marzo de 2014, en Maracay, mientras participaba en una cadena humana en protesta pacífica, frente al Parque de Ferias de San Jacinto, en Maracay, estado Aragua. Baduel estuvo recluido con presos comunes en el Centro Penitenciario de Centro Occidente II, la cual se encuentra en Uribana, estado Lara, donde sus abogados aseguraron que el recluso sufrió múltiples violaciones de sus derechos humanos, fue torturado y sometido a tratos crueles, inhumanos, denigrantes; situación que dio pie a su traslado a la cárcel de Tocuyito, estado Carabobo, el día 29 de noviembre de 2014.

Tras casi un año de su detención, el 5 de marzo de 2015, el recluso Baduel fue condenado a 8 años de prisión, sentencia que fue dictada el 4 de abril de 2014, por  Corte de Apelaciones del Circuito Judicial Penal del estado Aragua,quien dicto la sentencia fue la jueza Iris Araujo, misma que fue ratificada por la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), el 4 de agosto de 2015. Veredicto que fue confirmado por su hermano, Adolfo Bauel, mediante su cuenta de Twitter y por otros dirigentes de Voluntad Popular.

Cabe destacar, que el joven dirigente del partido Voluntad Popular, fue apresado junto con su compañero Alexander Tirado, también conocido como “El gato de Aragua”. Raúl Emilio, fue juzgado por instigación a delinquir, agavillamiento e intimidación pública, además de estar presente en las manifestaciones estudiantiles del 2014 contra el régimen de Nicolás Maduro.

Raúl Emilio Baduel, hijo del ex-ministro de Defensa del Gobierno de Hugo Chávez, general Raúl Emilio Baduel, además uno de sus más estrechos colaboradores, antes de convertirse en líder opositor. Fue condenado en 2010, por haber sido culpable de hechos de corrupción, como: sustracción de fondos públicos. Baduel padre, quien se encontraba preso en la cárcel militar de Ramo Verde, por haber sido hallado culpable de hechos de corrupción.

En una entrevista para el Nuevo Herald del abogado de Emilio, Omar Mora Tosta, comentó: “Sin estar haciendo absolutamente nada, sino ejerciendo el derecho a la protesta pacífica, fueron detenidos arbitrariamente, torturados y condenados”.

Como aquella vez en que “le fracturaron las costillas”, recuerda Mora. Emilio apenas se había movido para alejarse del calor ardiente del asfalto donde estaba tendido, boca abajo y con las manos en la nuca, cuando fue castigado a patadas por la Guardia Nacional. Además de las costillas rotas, Raúl Emilio sufrió varias quemaduras, incluso en los genitales.

“Ellos siempre buscaron aterrorizar a la sociedad venezolana con casos ejemplarizantes como estos. En el ámbito militar, como querían dominarlo para que nadie se enfrentara al Gobierno, metieron preso al general Baduel”, explica Mora Tosta al diario estadounidense.

Raúl Emilio está entre los presos políticos más emblemáticos de Venezuela y más maltratados del régimen, siendo seleccionados específicamente para servir como ejemplo y aterrorizar a través de ellos al resto de la población, explicó protector del joven recluso.

“Si Baduel no se hubiera pronunciado en contra de la propuesta de reforma a la Constitución a través de la cual Chávez buscaba la reelección indefinida], es muy probable que él nunca hubiese estado preso”, señala el general Antonio Rivero, quien agrega: “Estando preso, ya no es mucho más lo que podían hacer contra él, y es por eso que le tocan al hijo”.

“A la llegada del centro de Uribana, fuimos sometidos a un área de reclusión conocida como ‘aislamiento’ donde duramos 22 días. En ese sitio nos servían comida caliente en las manos y nos obligaban a que la echáramos al piso porque no existía otro lugar dónde comer”, narró el propio Baduel (hijo) en una entrevista con la periodista Andreina Flores.

El defensor, Mora Tosta señaló que luego de que los jóvenes pasaran 22 días en reclusión, de que los guardias los vieron comer como animales y mucho después de variadas torturas con bombas lagrimógenas, armas de fuego entre otros, estos fueron trasladado hasta un módulo de alta seguridad, donde compartieron una celda de ocho metros cuadrados con otras 16 personas. Igualmente, dijo: “Ambos fueron sometidos a constantes golpes, en ocasiones bajo la presencia del director del propio penal. De a ratos, les pegaban en la cabeza con armas de fuego y los amenazaban con dispararles”.

Otra de las torturas consistía en apalearlos con el “comenalgas”, un bate parecido al que se utiliza en el juego de cricket . “Llegaron a tener las nalgas negras y moradas, y no se podían sentar, todo esta en ocasiones bajo la presencia del director del penal“, comenta Mora Tosta.

Pero tal vez el peor castigo de todos sea, acorde con el abogado de los presos políticos, la arbitrariedad con la que fueron sentenciados, sin que se tomara en cuenta los testimonios absolutorios de 14 testigos presentes en el lugar de los hechos, por los que fueron encausados ante la Justicia.

“Era evidente que no los iban a dejar salir y se quería que quedaran detenidos para poderlos torturar y condenarlos a como diera lugar, y sin ningún tipo de prueba, para, de esa manera, mandar el mensaje de terror a la sociedad venezolana”, concluye el defensor.

id86934

Raul-Emilio-Baduel

Usuarios de la red social Twitter, manifestaron su apoyo a Raúl Emilio Baduel.

 

Escribe tu opinión