Ricardo Sanguino afirma que el coronavirus podría ser un “ataque bacteriológico”

(A Todo Momento) — Ricardo Sanguino, exministro de Economía y diputado del Partido Socialista Unido de Venezuela por el estado Táchira, criticó los ataques bacteriológicos a la producción porcina y de caña en Cuba, y también el que podría haberse producido en Wuhan.

“En el caso de China, vi videos que muestran la aparente intencionalidad de EE.UU de haber infectado la región de Wuhan. En todo caso hay que esperar. Los chinos son pacientes. Gente muy observadora, científica, no se apresuran. Y, de ser cierto, ellos en su oportunidad lo dirán”.

A continuación la entrevista del diputado Sanguino con Leticia Marinoni, de Prensa AN.

¿La guerra bacteriológica es una realidad al margen del coronavirus?

– Sí. Eso existe. Me atrevería a decir que lo tienen EE.UU, lo pueden tener Gran Bretaña, e Israel, y bueno, hay que hacer un movimiento en contra de eso. Son guerras donde no se ven cañones ni misiles, pero afectan a nuestro pueblo. Hay que estar en contra de eso. Ningún país, dirigente o líder que ame la paz y se precie de tal puede impulsar una guerra bacteriológica.

¿Pudo el expresidente Hugo Chávez ser víctima de la guerra bacteriológica?

– No es descartable de parte del imperialismo norteamericano.

Atacando a China, ¿desestabilizan la economía mundial?

-En sí hay una desestabilización. Una tendencia a una disminución de intercambio comercial entre naciones. Sobre todo la Comunidad Europea se ve muy afectada por lo que acontece en China. Depende mucho de la exportación de sus productos a China y de la importación de materias primas industriales para productos manufacturados.

– Igual afectará a EE.UU porque estamos en un mundo interconectado y lo que acontece en China, que ya es la segunda fuerza mundial en el ámbito económico, tiene impacto en las relaciones comerciales y el desarrollo de la actividad productiva.

¿Cuál es el papel de los países potencias emergentes y de Rusia como aliada de Venezuela?

-No tanto por la alianza con Venezuela, sino la postura de Rusia en Oriente Medio y Europa. Hay que aspirar que los grupos de poder de EEUU acepten la multipolaridad, que ya no es el gendarme del mundo. Ahora están China, Rusia avanzando, India, Suráfrica, Brasil y otros que ya no siguen de manera ciega los dictados y las orientaciones norteamericanas.

– Llegará el momento en que tendremos que revisar las relaciones internacionales entre todos los países del planeta.

– Ahora estamos en otra etapa. Hay otros factores: problemas ambientales, escasez de recursos naturales, guerra de las aguas. Hay empresas que buscan comprar ríos, norteamericanas multinacionales. Todo eso precisa una conversación internacional.

¿La ONU debe ser refundada?

– Hay que refundarla. Ya ese Consejo de Seguridad no pueden ser de cinco países. Hay otros que se incorporan, han surgido nuevas relaciones comerciales, sociales. El mundo está cambiando y la ONU debe adaptarse.

¿La ONU debería garantizar seguridad contra la guerra bacteriológica?

-Claro, pero no lo hace por los intereses. Debe llegar un momento en que cada uno coloca sus intereses sobre la mesa y adoptamos cómo convivir en el planeta. Si no destruiremos la Tierra y al final sólo quedará pues… un chino o un indio…»

¿Cree que la guerra bacteriológica será selectiva?

– Dependiendo de los intereses de EEUU. Si China logra, como creo que lo logrará, desarrollar una vacuna, ellos (EEUU) buscarán otra vía. Hay que ponerse de acuerdo para no continuar con esto, así como se hizo con respecto al desarrollo de armas nucleares.

ND

Escribe tu opinión