Pacientes del Hospital J.M. de los Ríos protestaron por crisis hospitalaria

Imagen: Twitter

(A Todo Momento) — Pacientes del Hospital J.M. de los Rios, entre ellos padres y niños, protestaron contra la crisis hospitalaria que sufre el país y en específico este centro de atención médica. Reseñó Punto de Corte

Padres y madres de niños y niñas pacientes nefrológicos se encadenaron esta mañana frente al hospital para exigir respuesta inmediata del Estado Venezolano, en persona del Ejecutivo Nacional y sus autoridades, en vista del riesgo de muerte que corren los pacientes más pequeños al no tener acceso a inmunosupresores y tratamientos adecuados y oportunos para los trasplantados.

Lea también: Patricia Poleo expresa que Ortega Díaz debe ir presa

Desde hace más de un año varios de los servicios del principal hospital que atiende a niños provenientes de varios estados del país ha empezado a padecer la crisis en todos sus servicios y especialidades. Situación que ha sido denunciada por pacientes, familiares y organizaciones de derechos humanos y de salud.

Una veintena de padres de niños con trasplantes y en diálisis se encadenaron este martes por varias horas frente a un hospital de Caracas para exigir al gobierno medicinas que salven a sus hijos.

“Por favor ayúdennos, ni yo ni mis amigos queremos morir”, pidió entre sollozos Carlibeth Falcón, de 11 años, junto a su padre encadenado a la reja del hospital JM de los Ríos.

Lea también: Convocaron sesión extraordinaria de la OEA para debatir crisis en Venezuela

El hombre denunció que su hija, trasplantada en 2016, lleva dos días sin tomar el medicamento que evita el rechazo de un riñón donado.

“Que no vengan a decir que esto es un show mediático”, declaró a periodistas Carlos Falcón. Con un tapabocas, su hija desplegó un cartel con la frase: “Auxilio, mi riñón y mi vida están en riesgo por falta de inmunosupresores”.

Los padres fueron recibidos por autoridades de salud que prometieron normalizar el suministro en dos semanas, señaló Falcón, al recordar que varios pacientes de nefrología murieron el año pasado en el JM de los Ríos.

En lo que va de 2018, siete trasplantados han fallecido por rechazo de órganos, aseguró Francisco Valencia, director de Codevida.

Otros nueve perdieron el trasplante y volvieron a diálisis, mientras una treintena enfrenta ese riesgo.

Se estima que unos 3.500 trasplantados “no tienen acceso a inmunosupresores”, de 16.000 pacientes renales, sostuvo el activista.

A la falta de fármacos para enfermos crónicos, cuyo suministro recae en el Instituto de Seguros Sociales, se suma el cierre de 35 unidades de diálisis -de 129-, subrayó Valencia.

La escasez de medicinas para enfermedades de alto costo llega a 95%, en tanto las esenciales, como hipertensivos, es de 85%, según la Federación Farmacéutica.

Asimismo, el desabastecimiento de insumos médicos alcanza 85%, de acuerdo con varias ONG, que piden al gobierno acudir a la Organización Panamericana de la Salud en busca de ayuda.

Lea también: Frente Institucional Militar expresa su rechazo a Masacre de El Junquito

El presidente Nicolás Maduro, que rechaza la oferta de países como Colombia de habilitar un canal humanitario de suministro de fármacos, defiende que su gobierno hace esfuerzos para seguir subsidiando tratamientos de alto costo pese a la grave crisis económica.

Maduro sostiene que la situación se ha agravado por las sanciones financieras de Estados Unidos.

El 30 de enero aprobó 12,3 millones de euros para adquirir medicamentos hemoderivados, insumos para bancos de sangre, catéteres y reactivos para máquinas de diálisis.

Escribe tu opinión