Estados Unidos y Turquía acordaron cese al fuego en el norte de Siria

(A Todo Momento) — Turquía suspenderá su ofensiva en el norte de Siria durante cinco días y una vez se materialice la retirada de las fuerzas kurdas 30 kilómetros desde la frontera turco-siria en ese lapso, el alto el fuego será permanente, anunció el jueves el vicepresidente estadounidense Mike Pence.

Al mismo tiempo, Washington prometió que no impondrá sanciones a Turquía.

La ofensiva turca “se interrumpirá totalmente cuando esa retirada haya acabado” durante el periodo de suspensión, declaró Pence a la prensa tras más de cuatro horas de entrevista con el presidente turco Recep Tayyip Erdogan.

El pacto incluye la cláusula de que Turquía no emprenderá ninguna operación contra la ciudad kurda de Kobani, situada en la frontera sirio-turca.

Además, Turquía y Estados Unidos “colaborarán en la lucha contra el Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés) y a favor de los derechos humanos y la protección de grupos religiosos y étnicos”, agregó Pence.

Lea también: Unión Interparlamentaria exigió a Maduro cesar la persecución contra diputados venezolanos

“Este acuerdo es posible gracias a las buenas relaciones entre los dos dirigentes”, agregó Pompeo, en referencia a Erdogan y su homólogo estadounidense, Donald Trump.

Mike Pence y Recep Tayyip Erdogan en una reunión celebrada el jueves en Ankara, Turquía (REUTERS)
Mike Pence y Recep Tayyip Erdogan en una reunión celebrada el jueves en Ankara, Turquía (REUTERS)

“Estados Unidos está definitivamente en contra de la operación turca en Siria, lo ha dicho abiertamente Trump”, recordó el secretario de Estado, contra las críticas recibidas por la Administración, que aseguraban que la decisión de retirar las tropas estadounidenses de la región habían operado como una “luz verde” para la ofensiva turca contra los kurdos.

“Nosotros ayudaremos a las YPG a retirarse”, añadió el emisario de la Casa Blanca.

Lea también: El régimen de Maduro logró un escaño en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU

La mediación de Washington incluyó el compromiso de que las Unidades de Protección del Pueblo (YPG) se retiren de una franja fronteriza con Turquía 32 kilómetros de ancho en las próximas 120 horas. Sin embargo, algunos especialistas pusieron en duda la puesta en marcha del acuerdo, debido a que dicho grupo no participó de la negociación.

Bautizada “Manantial de paz”, la ofensiva turca contra las fuerzas kurdas de las YPG, lanzada el 9 de octubre, provocó indignación internacional y en apenas días obligó a cientos de miles de civiles de la región a abandonar sus hogares.

De la reunión entre Erdogan y Pence también participó el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo.

Infobae

Escribe tu opinión