Ecuador, tercer país en número de acogida de migrantes venezolanos

(A Todo Momento) — Muchos venezolanos de paso por Ecuador se están quedando en ese país y han pasado de necesitar en su mayoría ayuda básica en la frontera a una atención más enfocada en la integración, aseguró este jueves a EFE el representante de Unicef en ese país, Joaquín González-Alemán.

“Tenemos que pasar de una respuesta a pie de carpa (en alusión a las instaladas en la frontera) a una respuesta en los semáforos, porque en todos ellos en las grandes ciudades, y en las no tan grandes, hay venezolanos con un cartel en el que piden ayuda”, dijo en la sede del Fondo de la ONU para la Infancia (Unicef) en Madrid.

González-Alemán explicó que, casi un año después de que el aumento del flujo de venezolanos obligase a declarar una respuesta de emergencia en Ecuador, siguen llegando al país “entre 1.500 y 2.000 al mes”, de los que un 30% se queda.

Ecuador es el tercer país en número de acogida de refugiados y migrantes venezolanos, con unos 400.000, por detrás de Colombia (1,2 millones) y Perú (800.000), recordó.

Lea también: Duque pide a la comunidad internacional ayuda para capturar a Santrich

Las cifras oficiales revelan que hay unos 260.000 venezolanos en el país. “Pero existen muchos más sin registrar y esas familias son muy vulnerables, por lo que necesitan ayuda”, dijo.

De lo contrario, aseveró, que la falta de integración acabará por convertirse en un grave problema social.

De enero a julio de este año llegaron a Ecuador 337.000 venezolanos, 109.00 de ellos niños, lo que supone 25% más que el año anterior.

“Y de estos34% tienen intención de quedarse en Ecuador”, añadió el representante de Unicef, que destacó que, a pesar de la xenofobia subyacente, Ecuador es un país que no ha impuesto medidas restrictivas.

González-Alemán destacó como “un triunfo” haber conseguido, junto a varios ministerios, que se implemente el “protocolo especial de atención a niños y niñas en movilidad humana” y se respete en todos los casos “la excepcionalidad de la infancia”.

Este protocolo “determina las necesidades de protección de los menores, se les entrevista y se les dirige, además de facilitar el proceso de reunificación” de los que están de paso.

También se congratuló de que se hayan instaurado, en colaboración con todas las agencias de la ONU, “las transferencias monetarias, bien de apoyo al tránsito para continuar el viaje o bien para instalarse”.

Lea también: 15 muertes por difteria en Venezuela en lo que va de 2019

“Se trata de una ayuda de 150 dólares por familia y 50 por niño, hasta un máximo de 250, para que una familia pueda pagar un primer mes de alquiler, comprar libros escolares para los niños. Vamos, para que los que se queden puedan empezar de alguna manera”, explicó a EFE.

“A partir de ahora nos gustaría apoyar un poco más a las familias que se quieren quedar, facilitando su integración social, para lo cual es muy importante la regularización y un registro migratorio de los adultos, que les ayude a conseguir un trabajo y a los niños, su inserción escolar”, añadió.

En ese sentido, destacó que hay “una brecha muy grande en acceso a la escuela, con barreras como la información”.

“Muchas familias e incluso funcionarios no saben que todos en Ecuador, incluso los migrantes, tiene derecho a la educación, pero hay que seguir luchando contra esa xenofobia subyacente”, dijo. Resaltó que de los 80.000 niños venezolanos en Ecuador, solo hay 17.000 registrados que van a la escuela.

“Y esas son cifras oficiales, que se quedan muy cortas”, afirmó.

EFE

Escribe tu opinión