Brasil llevará caso de incumpliendo de pago de Venezuela al Club de Paris

Imagen: Collage

(A Todo Momento) — Brasil podría llevar al Club de Paris el incumpliendo de la deuda que tiene Venezuela con el país, que se estima en 262,5 millones de dólares.

Brasil dispuesta a acusar incumplimiento de pago de Venezuela

El atraso de más de dos meses, dentro del denominado Convenio de Créditos Recíprocos (CCR), una cámara de compensación entre países de América del Sur, ya es considerado una morosidad por Brasilia. El Gobierno ya envió una carta a la embajada venezolana en Brasil avisando la posibilidad de llevar el caso al Club de París, al cual adhirió formalmente en 2016.

Club de Paris

El rol del Club de París es justamente tratar la deuda de los países. “Brasil pretende usar esa estructura para buscar la cobranza”, dijo una de las fuentes.

Lea también: Pence agradece esfuerzos a favor de la democracia en Venezuela

Pese a que el valor de la deuda no es alto, el hecho de que Venezuela no haya conseguido honrar sus deudas dentro del mecanismo de compensación es una pésima señal para el régimen de Nicolás Maduro.

Lea también: Standard & Poors: Venezuela entra en “default selectivo”

En el CCR la compensación es multilateral. Los países que deben pagar hacen los depósitos y los retiros dos o tres veces por año. El CCR es una garantía de pago, ya que lo que un país debe recibir es depositado y utilizado para cancelar las deudas con los demás.

Brasil debería haber recibido 334,50 millones de dólares, según información enviada a Reuters por correo electrónico. “Dichos valores estaban compuestos por la suma de los saldos bilaterales de Brasil ante todos los demás países del CCR. Teniendo en cuenta lo ocurrido con Venezuela, los valores a ser recibidos por Brasil fueron recalculados”, explicó el Banco Central.

Lea también: Standard & Poors: Venezuela entra en “default selectivo”

Al final, Brasil recibió apenas 72 millones de dólares de los demás países.

Cálculos realizados por el Gobierno de Brasil y por empresas apuntan a una deuda de 5.000 millones de dólares entre la administración de Maduro y las compañías brasileñas. La situación perdura hace más de dos años, sin solución, por lo que las firmas brasileñas sólo han aceptado exportar a Venezuela tras un pago por adelantado.

Durante el primer semestre de este año, el Gobierno de Brasil anunció que intentaría enviar una misión de negociaciones a Caracas para tratar las deudas, pero hasta ahora no ha tenido éxito.

Reseñó Infobae

Escribe tu opinión