¡Atroz! Estado Islámico ejecuta a 13 adolescentes por ver fútbol

Mosul, una ciudad al norte de Irak, fue el escenario de la última barbarie de los Milicianos del Estado Islámico, grupo yihadista que ejecutó a 13 adolescentes por seguir a través de un televisor el partido entre la selección de su país y Jordania, correspondiente a la Copa Asia y que se disputó en Brisbane el pasado doce de enero.

Controlada por los extremistas que quieren derrocar al gobierno de Bagdad, Mosul no es una ciudad diferente a cualquier otra de Irak, donde el fútbol es el deporte más seguido por la población, aunque en esta ocasión la tragedia apareció en el primer plano cuando los milicianos sorprendieron a los chicos, todos juntos, frente al televisor.

El grupo de chicos fue rodeado y públicamente ejecutado por un pelotón de fusilamiento armado con ametralladoras, de acuerdo a diversos informes de grupos opositores.

“Los cuerpos quedaron tirados al aire libre y sus padres no pudieron llevárselos por temor a ser asesinados allí mismo por los terroristas” escribió en su sitio web la agrupación Raqqa is Being Slaughtered Silently, una pequeña agrupación que denuncia la opresión del IS en el norte del país.

El grupo, perseguido por el Estado Islámico, afirmó que los chicos fueron acusados de romper la ley islámica al mirar fútbol y que su delito fue anunciado públicamente antes de la ejecución.

La violencia islamista se ha convertido en una lacra para el deporte. El IS, que controla un amplio territorio entre Irak y Siria, es responsable de brutales asesinatos en su exigencia de instalar un Estado dominado por la ley islámica y el pasado mes de noviembre ya fue responsable de la muerte de más de 40 personas en Afganistán por medio de un artefacto explosivo que detonó durante un partido de voleibol.

Con información de Sport. 

Escribe tu opinión