Virus con síntoma del zika avanza en el Zulia

Imagen: El Panorama

(A Todo Momento – El Panorama) — Un agudo dolor en músculos y articulaciones, cefalea, fiebre, diarrea y náuseas comprende parte de la sintomatología que se ha hecho común entre los ciudadanos del Zulia en las últimas dos semanas. Quienes lo han padecido lo comparan con el dengue, el zika y la chikunguya.

Zulia bajo la amenaza de un nuevo virus

En algunos casos las náuseas trascienden a vómitos, hay presencia de erupciones y de un fuerte dolor ocular. Muchos se preguntan si será una secuela o reincidencia de los virus transmitidos por el mosquito Aedes aegypti.

“Parecido del zika”

El también llamado “mosquito de la fiebre amarilla”, es el transmisor de enfermedades como el dengue, zika y chikungunya, entre otras.

Un insoportable dolor en los músculos y una terrible cefalea hicieron que José Rodríguez pasara una noche “de perros”. “Tuve que faltar al trabajo porque no podía ni moverme de la cama, el malestar muscular era demasiado fuerte y las articulaciones también me dolían. Tenía diarrea, náuseas y sentía como si los ojos me dolieran desde adentro”, explicó Rodríguez.

Como él, Priscila Holguín describió su padecimiento. “Tenía un dolor en las coyunturas, estuve con una fuerte fiebre, diarrea constante y me broté con una especie de zarpullido que me salió en el cuerpo. Parece una reincidencia del zika”, contó Priscila, y agregó que el malestar le costó varias noches en vela y un par de días del trabajo.

Lea también: Hospital Pérez Carreño tiene seis horas sin electricidad

Con una variación del cuadro se presenta la virosis según los casos consultados. Los síntomas que han sido perenne entre los testimonios son un agudo dolor muscular y articular y fiebre.

Luigi Díaz, por ejemplo, relató que por cuatro días no tuvo fiebre ni dolor ocular, pero sí padeció malestar, vómitos y diarrea, junto a una intensa dolencia en todo el cuerpo de la que aún apenas se está recuperando.

En algunos casos la afección ha iniciado como una gripe. Ése fue el caso de Melinda Sucre, quien sostuvo que lo que parecía un simple resfriado o gripe se transformó en una “rompehuesos parecida al zika” que la inutilizó por tres días.

Época de lluvia

La reciente época de lluvias y la insalubridad producto del desborde de varias cañadas en regiones del Zulia, parecen ser responsables de traer consigo el brote, aún por definir, propagado con rapidez en la región.

En la emergencia del Hospital Nuestra Señora de Chiquinquirá, al preguntar por las dolencias, enfermeros y médicos de guardia explicaron que han recibido en los últimos días, con frecuencia, casos de personas presentando las características víricas, e inclusive Carolina Camacho, enfermera, confesó estar en pleno desarrollo del profundo malestar.

La epidemióloga Sheyla Gil, recomendó a las personas mantenerse hidratadas, tomar vitaminas y ácido fólico y usar repelentes anti-mosquitos como métodos de prevención para mantener alejado el virus.

Gil también destacó la importancia de no automedicarse si reconoce alguno de los síntomas de estas patologías: fiebre, cefalea, intenso malestar, diarrea y náuseas. Por el contrario, la especialista recomendó asistir al centro médico más cercano para ser atendido.

Preventivas 

Otras medidas de control, indicó Gil, es mantener tapados los contenedores con líquido, vaciar recipientes que colecten agua de lluvia, evitar tener agua estancada, usar repelentes que mantengan alejados los insectos y e instalar mosquiteros en casa.

La evolución de la enfermedad hace pensar a los epidemiólogos que se trate de un repunte de dengue o una reactivación del ya conocido zika.

Entre las teorías también resalta la posibilidad de que sea una distorsión de los virus transmitidos por el Aedes que esté produciéndose de manera distinta entre los pacientes. Esto aún no ha sido confirmado por ninguna autoridad competente del estado.

En el Centro de Diagnóstico Integral (CDI) de Santa Rosalía, el médico internista de guardia manifestó que lo recomendable para el tratamiento de las virosis es recibir una prescripción médica oficial.

Igualmente, el experto instó a los pacientes a evitar la automedicación, en especial los conocidos remedios naturales, ya que “podría agravar la enfermedad”.

Vía El Panorama

Escribe tu opinión