Empresario narró las dificultades del gremio en Venezuela de Maduro

(A Todo Momento) — La situación de los empresarios venezolanos es una jamás vivida en la patria de Simón Bolívar. Quienes anteriormente llevaban la batuta en el desarrollo económico de una Venezuela adicta a extraer petróleo, hoy ven reflejada la debacle, advertida durante muchos años, en las más recientes cifras publicadas por el Banco Central de Venezuela (BCV).

Así lo considera el primer vicepresidente de Fedecámaras Ricardo Cusanno, quien señala que las cifras de indicadores económicos publicadas por el BCV, corroboran la contracción económica y en especial de un sector tan importante como lo es la construcción en 95%, es el que más contraído está, señaló.

Indicó que además corrobora la realidad del sector bancario que está inhabilitado para otorgar financiamientos a los empresarios.

El líder empresarial puntualizó que un entorno empresarial que no tiene acceso a los financiamientos está en minusvalía. Para nadie es un secreto que hoy el empresariado tiene problemas en toda su cadena de producción porque en un proceso productivo no hay ninguna fase que no esté afectada, dijo el empresario.

En ese sentido, Cusanno puso de ejemplo el sector turismo y señaló que “apenas quedan 9 aerolíneas internacionales y que en la interconexión nacional ya no hay vuelos directos, mientras que los hoteles a duras penas pueden proveer jabón de baño a sus clientes ya que tienen graves problemas para ofrecer buen servicio”.

Ricardo Cusanno quien se perfila como el próximo presidente de Fedecámaras, se refirió también a la situación del sector agrario y señaló que según cifras de Fedeagro el año pasado se sembró el 25% de la capacidad y de las necesidades del país.

Lea también: Economista advierte que economía venezolana podría contrarse 37% en 2019

Igualmente dijo que hay serios problemas en los puertos ya que no hay una economía de puertos que permita el traslado de los productos que llenen los anaqueles o surtir la materia prima necesaria para la transformación. De manera que en líneas generales el problema en el país es critico para todos los sectores de la economía, agregó.

Sin embargo, Cusanno destacó que lo que no es menos cierto es que todavía hay empresarios apostando a mantener la importancia del desarrollo empresarial y “cuando hablo de empresarios me refiero a los dueños incluso de un kiosco, el emprenderor y hasta el gran empresario industrial que entienden su valor histórico y las ventajas que tienen de mantenerse aun abiertos y de generar empleos, generando los productos y servicios que la sociedad requiere”, apuntó.

Lea también: Curazao prohibió la importación de oro desde Venezuela

Por otra parte, el empresario aseveró que sin duda alguna se necesitan cambios estructurales de legislación “donde nos volvamos a sentar la sociedad civil organizada, la tripartita con trabajadores, Estado y empresarios, para diseñar unas nuevas políticas salariales que permitan que el empresario no salga afectado en su retroactivdad que termina siempre pagando el producto de ayer con el precio de mañana y eso no es sano en la economía pero mucho menos sano es que las prestaciones sociales de un trabajador se conviertan en sal y agua porque sencillamente no tienen sustentabilidad en el tiempo por la escasez de políticas monetarias”, dijo Cusanno.

Para Cusanno “hay grandes distorsiones en el modelo económico actual y lo que hace falta es que se construya consensuadamente un nuevo modelo en el marco constitucional, en un mercado de independencia de poderes y de respeto a la libre iniciativa”.

En relación a la circulación de los nuevos billetes de 10 mil, 20 mil y 50 mil bolívares el directivo empresarial advirtió que podría generar un incremento en el costo de los productos a nivel nacional.

El Universal

Escribe tu opinión