El grave error del Gobierno al querer ahorrar “en tiempos de las vacas flacas”

Una nueva medida del Gobierno Nacional se unió al escenario económico del país a inicios de este año. Este mes, el presidente Nicolás Maduro anunció la creación del Fondo Estratégico de Reservas en Bolívares con el fin de garantizar los recursos para distintas iniciativas políticas y sociales con un monto inicial de 100.000 millones de bolívares.

“El FER llegará como meta en este primer semestre a 400.000 millones de bolívares que los tendremos como reserva para activar y garantizar las pensiones, los ingresos de los aumentos de los trabajadores, las misiones, todos los programas sociales, las inversiones económicas en una nueva política que crea la Revolución de estabilidad monetaria y fiscal”, declaró el primer mandatario desde el Palacio de Miraflores durante una reunión con gobernadores y ministros de todas las áreas de Gobierno.

La creación de este fondo es visto por distintos expertos como una medida positiva que busca atender diferentes compromisos, aunque sugieren que su implementación debió ocurrir previo a los actuales indicadores económicos y dudan de la eficacia de guardar dinero en bolívares y no en moneda extranjera.

La gran lección ante el “descalabro” petrolero

“La creación de fondos es muy importante siempre y cuando sean para ahorrar recursos en épocas de abundancia, que permitan encarar circunstancias de revisiones económicas y presupuestarias”, asegura el economista Víctor Álvarez.

Álvarez califica como “procíclica” la política económica del Gobierno Nacional, debido a que la administración pública ha tendido a gastarlo todo cuando los precios del petróleo han ido en ascenso sin ahorrar mayores recursos para encarar situaciones de escasez.

La gran lección que está dando nuevamente este descalabro de los nuevos precios del petróleo en Venezuela, es la necesidad de recoger recursos que permitan enfrentar situaciones de dificultades económicas”, expresa el economista al referirse a la baja del precio del crudo nacional, que se ubicó en 35,5 dólares para el 17 de enero según Maduro.

“Caída de los precios del petróleo es motivo de preocupación para todos”, dijo el Ejecutivo. No obstante aseveró que “la trilogía apátrida del mal hace fiesta porque los precios del petróleo se han desplomado”.

Para Álvarez, lo importante “es que podamos ir desarrollando una cultura del ahorro, no repitamos la tendencia de gastarlo todo si los precios del petróleo se vuelven a recuperar y logran ubicarse en 80, 90 dólares o vuelven a perforar el umbral de los 100 dólares. Que se determine un límite a partir del cual esos recursos serán ahorrados y que sea el gran acuerdo nacional”, sugiere.

¿A dónde irá el dinero?

Construcción de Centros de Diagnóstico Integral (CDI), pago de pensiones, salarios, Bases de Misiones, entre otros planes desarrollados a través las misiones se convierten en los destinos de los 400.000 millones de bolívares que serán guardados en el primer trimestre de 2015.

Álvarez explica que se guarda en bolívares debido a que así lo establecen los convenios cambiarios número 30 y número 32, de manera que habrá unos fondos en dólares para poder cubrir los gastos externos de proyectos de inversión, maquinaria, tecnología y habrá otros fondos en bolívares.

Por otra parte, el economista José Ramón Acosta, manifiesta que no se trata de guardar dinero en bolívares, sino del momento para hacerlo. “Hubiera preferido que en vez de ahorrar cuando cayeran los precios del petróleo, el Presidente hubiera dicho: vamos a sacar la plata que tenemos guardada en dólares porque el gobierno anterior tuvo 14 años con un precio del petróleo que llegó a los 120 dólares”.

“Un libro tan sencillo como la Biblia recomienda que se ahorre en los tiempos de las vacas gordas para después usar lo ahorrado en tiempo de vacas flacas. Yo lo veo completamente atemporal”, afirma.

Cubrir un agujero y abrir otro

Existen distintos fondos creados desde la administración pública para atender eventualidades o planes a futuro. Tales son el Fondo Miranda, el Fondo para el Desarrollo Económico y Social (Fondesez) y el Fondo Independencia, fondos creados por Hugo Chávez para promover inversiones de Gobierno de Calle.

Ramón Acosta se muestra en desacuerdo con la diversidad de fondos y la manera improvisada de su creación. “Si tenemos un problema ahorita de las lluvias, creamos un fondo de paraguas. Si tenemos un problema de mucho sol, creamos un fondo de techos y así vamos, y por supuesto eso genera burocracia. Pero además es un tema de que esa forma desagregada de llevar la economía también tenía una gran ventaja, solamente el presidente Chávez tenía información sobre todos esos microfondos (…) Es sobreponer los objetivos políticos a los económicos”.

El economista concluye con la afirmación de que el Gobierno debió haber ahorrado en el pasado y tener fondos en dólares donde guardarían lo excedente  entre lo que presupuestaban y el costo del barril, como el año pasado que fue calculado en 60, pero en realidad costaba 120. “Si tuvieran ese dinero allí, sería más sencillo aplicar una política de ajuste y donde los déficit se sustentarían con ese ahorro”.

Vía 6to Poder

Escribe tu opinión