Cementeros preocupados: “Seguirá la especulación si no aumenta la producción”

El coordinador de la Alianza Nacional de Trabajadores Cementeros, Orlando Chirinos, informó que la producción de cemento, cabilla y materiales de construcción ha bajado en 50%; y que esta situación es la que genera especulación en el mercado.

Explicó que actualmente se producen 10 millones de toneladas métricas de cemento, de las 9 plantas productoras de cementos que hay en el país, pero se necesitan al menos 23. “No cumplimos con la capacidad productiva ni con la demanda nacional”, alertó.

Chirinos condenó que aunque el precio regulado del cemento es de Bs. 16,80, se consigue el saco en 400, 500 y 600 bolívares. Agregó que actualmente las cementeras se encuentran militarizadas, los acusó de “sembrar terror” en las empresas y de no permitir a los trabajadores hagan ningún tipo de contraloría. En relación a los últimos acuerdos que hizo el jefe de Estado, Nicolás Maduro, con China para importar cemento, aclaró que aunque no está en desacuerdo con la importación de este rubro se preguntó ¿por qué mejor no se hacen las inversiones necesarias para reactivar este sector en Venezuela?

Lamentó que el sector construcción del país, tanto público como privado registre una paralización de sus obras del 80% por falta de materia prima. El sindicalista le hace un llamado al presidente Maduro a que llame a los trabajadores y que no los excluya porque “el problema de la producción del cemento no lo van a resolver agrediendo a los obreros, ni militarizando la industria”.

En relación a la nacionalización de Venezolana de Cemento explicó que “me hubiera gustado decir que la nacionalización haya servido, pero en este caso fue un retroceso porque quienes la dirigen lo han utilizado como ministerio y han improvisado en la producción”. Advirtió que los trabajadores no están mintiendo con respecto a los niveles de producción y resaltó que “no nos vamos a subordinar a los intereses políticos de ningún gobierno”.

Por otro lado, denunció que el día de ayer jueves, Orlando Ocanto, director de Venezolana de Cemento Planta Lara, le negó el acceso a él y a otros 85 empleados el ingreso a esta empresa, “violando las leyes y pasando por encima de la legislación venezolana”.

El sindicalista denunció que un contingente de militares “fuertemente armados” impidió el ingreso a la planta. Esta situación se origina luego que este gremio instalara mesas de trabajo con la empresa, empleados y la inspectoría del trabajo por incumplimiento del contrato colectivo y que además tiene por objetivo elevar la operatividad de producción de cemento de la planta.

Sin embargo, Chirinos denunció que la directiva de Venezolana de Cemento le impidió entrar a la empresa y desarrollar sus actividades gremiales que establece la legislación venezolana, como “garantizar los derechos de los trabajadores”.

Con información de La Patilla. 

Escribe tu opinión