Inicio > Mexico > México noticias > El proceso de vacunación en Oaxaca ha sido ‘un desastre’

El proceso de vacunación en Oaxaca ha sido ‘un desastre’

Proceso de vacunación en Oaxaca

El proceso de vacunación de Covid-19 en Oaxaca esta semana ha sido “un desastre”, según el gobernador Alejandro Murat, quien culpó a las autoridades federales de los problemas.

Murat dijo en una entrevista radiofónica que el problema más grave fue que algunos ancianos hicieron cola durante más de 24 horas para recibir la vacuna en la ciudad de Oaxaca.

Sin embargo, las casi 22.000 dosis que llegaron al estado el jueves fueron insuficientes para cubrir la demanda y se canceló la vacunación en 11 municipios de la región de los Valles Centrales.
Murat dijo que el gobierno del estado ofreció ayudar con la logística para evitar que los adultos mayores tuvieran que esperar durante horas bajo el sol, incluyendo la provisión de transporte a los centros de vacunación en autobuses, pero se le dijo que los mecanismos para el proceso ya estaban en marcha.

“Fue un desastre. … El caos se debió a que no hubo una buena planificación”, dijo el gobernador, añadiendo que el Ministerio federal de Bienestar es responsable del proceso de vacunación.

“La cadena de mando está muy clara. … El Consejo Nacional de Salud decidió que el gobierno federal se encargaría de la logística en todos los estados de la república”, dijo Murat.

Dijo que el único papel que han jugado las autoridades de salud en Oaxaca ha sido el de administrar las vacunas.

Murat añadió que planteó los problemas durante una reunión de la Conferencia Nacional de Gobernadores celebrada el jueves, a la que también asistió la ministra federal de Gobernación, Olga Sánchez. Los problemas de vacunación desencadenaron numerosas protestas en la ciudad de Oaxaca y se bloquearon carreteras en 10 puntos diferentes de la capital.

El “desastre” de la vacunación también desencadenó un feo enfrentamiento entre el personal de seguridad de Nancy Ortiz, delegada de bienestar del gobierno federal en Oaxaca, y los habitantes de los municipios de los Valles Centrales donde se canceló la inoculación programada.

Acompañados por el alcalde de Santa Lucía del Camino -municipio que forma parte de la zona metropolitana de la ciudad de Oaxaca- los pobladores acudieron a la sede de la Secretaría de Bienestar en la capital del estado para protestar por la cancelación y exigir la renuncia de Ortiz, quien encabeza el programa de vacunación en Oaxaca.

El periódico Reforma, que publicó un video del enfrentamiento, informó que dos guardias de seguridad sacaron sus armas cuando fueron abordados por los manifestantes.

Un guardia de seguridad saca una pistola cuando los ciudadanos llegan a protestar por la cancelación de las vacunas.
Los residentes y el alcalde Dante Montaño irrumpieron en una sección exterior de las instalaciones y se produjo una refriega con el personal de seguridad. Las imágenes de vídeo muestran a Montaño, que encabezó un bloqueo de carreteras contra la cancelación de las vacunas, en medio de la trifulca.

Los vecinos consiguieron detener y desarmar a los guardias de seguridad y los entregaron a la policía estatal.

Tras el enfrentamiento, Ortiz se reunió con funcionarios de los municipios donde se canceló la vacunación y les aseguró que había más dosis en camino y que la inoculación comenzaría el viernes.

“La paz, la integridad y sobre todo la salud de la población deben prevalecer siempre”, escribió en Twitter.

Una de las diputadas de Ortiz en Oaxaca también está envuelta en la controversia luego de que surgieran evidencias de que había reservado indebidamente dosis de vacunas para el personal de la Secretaría de Bienestar Social menor de 60 años, incluyendo a los llamados servidores de la nación que están involucrados en la entrega de los programas de bienestar del gobierno, así como en el despliegue de la vacuna Covid-19.

El miércoles por la noche comenzaron a circular en Internet capturas de pantalla y grabaciones de audio de mensajes de WhatsApp entre Aída Valencia Ramírez, subdelegada de la Secretaría de Bienestar en la región de los Valles Centrales de Oaxaca, y sus colegas, informó el periódico El Universal. En los mensajes, Valencia pide a sus colegas que le avisen si aún no han recibido la dosis de la vacuna y orienta a quienes no lo han hecho a acudir a un hospital cercano a la ciudad de Oaxaca para vacunarse.

El Universal dijo que no está clara la fecha en que se enviaron los mensajes ni cuántos funcionarios de bienestar social menores de 60 años fueron vacunados. El programa de vacunación se extendió a las personas mayores el 15 de febrero, pero aún no ha llegado a los sectores más jóvenes de la población.

En enero hubo una oleada de indignación cuando se informó de que se había inoculado a los servidores de la nación en Jalisco y Guanajuato en un momento en que el programa nacional de vacunación estaba todavía en la fase 1, lo que significa que sólo los trabajadores sanitarios de primera línea eran elegibles.

Sin embargo, el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, el hombre clave del gobierno para la pandemia, dijo entonces que los empleados de la Secretaría de Bienestar Social calificaban para la vacunación temprana porque forman parte de las brigadas encargadas de distribuir y administrar las vacunas.

Hasta el jueves por la noche, se habían administrado casi 3,8 millones de dosis de vacunas en México, principalmente a los trabajadores de la salud y a los ancianos.

Según el rastreador de vacunaciones de The New York Times, México ha administrado tres dosis por cada 100 personas, frente a las 103 de Israel, las 37 de Reino Unido, las 33 de Chile, las 30 de Estados Unidos, las 7,3 de Canadá y las 5,1 de Brasil.

Leave a Reply

Your email address will not be published.