Venezuela: El cuarto país más endeudado del mundo

(A Todo Momento) — Venezuela sobrepasó la capacidad de su economía para honrar su deuda pública. En 2018 la relación deuda/PIB se colocó en 147,3% por debajo de Japón, Grecia y Líbano. En este año ha dejado de pagar $7.584 millones por bonos.

Por Ahiana Figueroa | TalCual

De los males económicos que tiene Venezuela como la hiperinflación y la recesión, se le suma el alto endeudamiento público que hace temer la posibilidad de perder importantes activos del país.

El tamaño de la economía venezolana es hoy en día menor a la de sus propios vecinos, y a su vez la deuda pública se fue incrementando a medida que el Gobierno dejaba de honrar sus compromisos. La nación petrolera envuelta en un proceso de recesión desde hace cuatro años, verá caer nuevamente su economía en 2018 entre 15% y 18%, según proyecciones de consultoras nacionales y organismos multilaterales.

Datos de investigadores, bancos de inversión y firmas de análisis económicos locales coinciden en que el monto de la deuda pública de Venezuela se coloca entre 155.000 millones a 200.000 millones de dólares. Recursos que deben ser cancelados a los acreedores del país y que dejará de financiar importantes proyectos para el bienestar de la población.

Lea también: El régimen acusa a Goodyear de sabotear plan económico de Maduro

Las autoridades monetarias y financieras no han publicado cifras oficiales sobre los resultados de la economía y el total del endeudamiento, sin embargo, cálculos como los de Torino Capital sostienen que la deuda pública en 2018 alcanza los $155.000 millones, lo que representa 147,3% del Producto Interno Bruto (PIB) de Venezuela

Si tomamos esta proyección en cuenta, se observa que la nación petrolera se coloca entre los primeros cuatro países en el mundo más endeudadas con respecto a su economía. Datos de Euromonitor International resaltan que los otros países con una alta relación deuda/PIB son Japón con 239,8%; seguido de Grecia 183,4% y Líbano 152,3%.

En la región de América Latina destacan en los primeros lugares: Belice con 93,2%; seguido de Brasil con 83,4%; El Salvador con 51,4% y México con 55,15%.

Estos datos destacan que el Gobierno no cuenta con los recursos necesarios para pagar la deuda acumulada y que tiene con los inversionistas de deuda pública interna y externa, los bonos correspondientes a la Tesorería de la Nación, con organismos multilaterales, con las demandas por expropiaciones ante el Ciadi (Centro Internacional de Arreglo de Diferencias relativas a Inversiones), las acreencias de Pdvsa, además de 1.000 millones de dólares al Banco de Venezuela.

A los bonistas

El agresivo plan de endeudamiento que entre los años 2003 y 2013 ejecutó el gobierno de Hugo Chávez con la oferta de emisiones de bonos de deuda externa tanto de la República y de Pdvsa, han puesto en aprietos a la administración de Nicolás Maduro.

La caída significativa de la producción petrolera mermó los ingresos en divisas del país en los últimos dos años, y desde octubre de 2017 el Gobierno dejó de cancelar los intereses de los títulos de deuda.

“Se espera que los ingresos fiscales este año terminen siendo un 10% del PIB que, como ya se comentó, se va a contraer, al menos, un 15% este año. Si esta estimación es correcta, los ingresos fiscales habrían reducido su significación relativa al tamaño de la economía en 66%, con respecto a lo que
representaron en 2014. Para 2019, se predice una reducción adicional en la relación ingreso fiscal–PIB”, se indica en un reciente informe del Instituto de Investigaciones Económicas y Sociales de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB)

Esta disminución de los ingresos ha hecho que la actual administración haya dejado de honrar sus compromisos con los tenedores de bonos de deuda venezolana. Desde noviembre de 2017 cuando se dejó de pagar los intereses de varios papeles y hasta el cierre de noviembre de 2018, el Gobierno mantiene 7.584,3 millones de dólares de pagos retrasados.

Lea también: EUA manifestó inquietud por presencia de grupos terroristas en Venezuela

En este mes de diciembre se vence el plazo de pago de intereses de tres bonos: Venezuela 2018N por $35 millones, Venezuela 2020 por $45 millones y el Venezuela 2036 por $162,5 millones. De ellos, el Venezuela 2018N se le debe cancelar $1.000 millones en capital. Todos estos títulos se encuentran en período de gracia que se vencerá en enero del próximo año.

Esto significa que el monto por los bonos en período de gracia tanto de los que vencen en diciembre (correspondientes a seis pagos de noviembre) como en enero (correspondientes a diciembre) suman a la fecha $1.619 millones

Para 2018, el Gobierno debía honrar un total de $9.203,3 millones por concepto de pago de intereses y capital de bonos de deuda. De los 53 pagos previstos para este año, solo han sido cancelados 8 papeles, 7 se encuentran actualmente en período de gracia y a solo 1 títulos está por vencerse el próximo 31 de diciembre.

Escribe tu opinión