“TODOS SOMOS MACACOS”, CAMPAÑA ANTI RACISTA DEL FÚTBOL

De ahí a una campaña viral en contra del racismo en el fútbol fue sólo una cuestión de horas.

Al gesto de Alves en el partido del domingo le siguió otro de su compañero, el delantero brasileño Neymar, que estaba lesionado, veía el partido en televisión y publicó una foto suya junto a su hijo comiéndose una banana y con la leyenda “Todos Somos Macacos“. Después, miles de aficionados de todo el mundo replicaron el gesto.

En pocas horas, más de 100.000 personas habían usado la etiqueta #TodosSomosMacacos y habían publicado fotos comiendo bananas en las redes sociales, en una campaña que tuvo especial repercusión en Brasil.

Entre los que han participado en la inciativa espontánea contra el racismo en los campos están futbolistas como los brasileños del Chelsea David Luiz, Oscar y Willian, el delantero del Zenit de San Petersburgo ruso, Hulk, la cinco veces ganadora de un balón de Oro Marta, que posó junto al delantero argentino Sergio Kun Agüero comiendo una banana, o el exjugador brasileño Roberto Carlos.

Los cantantes Michel Telô y Gaby Amarantos también se sumaron a una iniciativa a la que se unieron incluso políticos como el primer ministro de Italia Matteo Renzi, quien posó en un encuentro con la selección italiana junto al director técnico Cesare Prandelli sosteniendo una banana.

De gesto silencioso a grito colectivo

Hay que tomarse en broma a estos retrasados. Llevo ya 11 años en España“, dijo el lateral brasileño del incidente tras el partido. Después, en su cuenta de Facebook, colgó el video del lanzamiento de la banana y bromeó sobre el gesto: “Ya me decía siempre mi padre, hijo come bananas, que evitan los calambres”.

No es la primera vez que un jugador oye insultos racistas o burlas en el terreno de juego por el color de su piel; lo que es nuevo es la reacción a las burlas. Tanto, que el gesto silencioso de Alves ya se ha convertido en un potente grito mundial contra el racismo.

“Lo que hizo Dani Alves es increíble”, le dijo Cesar Barros, un DJ de Boston que se sumó a la campaña, a la BBC. “No sólo no se rebajó al nivel de los racistas idiotas sino que bromeó con la situación. El plan racista rebotó y explotó en un movimiento mundial contra el racismo”.

“En una simple acción, Dani Alves ha hecho más por la lucha contra el racismo que ninguna campaña de la UEFA y la FIFA”, escribió por su parte en Twitter el aficionado Tom Conn.

La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, también apoyó el gesto de su compatriota al escribir en Twitter que el jugador “dio una respuesta osada y fuerte al racismo en el deporte” y advirtió que en la Copa del Mundo de Brasil, que comenzará a mediados de junio, se “levantará la bandera de combate a la discriminación racial”.

En el mismo sentido se expresó el presidente de la FIFA, Joseph Blatter, quien dijo en su cuenta de Twitter que en Brasil no se tolerarán ese tipo de comportamientos.

“Lo que Dani Alves toleró anoche es una salvajada. Debemos combatir todas las formas de discriminación unidos. Habrá tolerancia cero en la Copa del Mundo”, sentenció Blatter.

El Nacional 

Escribe tu opinión