El escándalo mundial por filtración de datos de Facebook

(A Todo Momento) — Recientemente fueron publicadas unas declaraciones de un experto que trabajó para la empresa Cambridge Analytica en las que reveló la filtración de datos de los usuarios de Facebook por medio de una aplicación con trivias sobre personalidad. La noticia ha sido todo un escándalo mundial que ha provocado que hasta los Gobiernos fijen posición al respecto.

Por Clarín

1) Cómo se desató el escándalo: el viernes pasado The New York Times y el británico The Observer publicaron que la consultora Cambridge Analytica había utilizado su plataforma para obtener datos de 50 millones de personas que habrían sido manipuladas en las elecciones presidenciales de Estados Unidos a favor del ahora presidente Donald Trump.

La compañía británica impulsó una aplicación a través de Facebook que recopiló en 2014 datos de 277.000 cuentas de forma directa, aunque alcanzó a 50 millones de personas en todo el mundo. Con esa información, la herramienta, tras pagar a sus usuarios, preguntaba acerca de sus gustos políticos y luego creaba perfiles de votantes y personalizaba los contenidos que les llegaban a través de Internet.

Lea también: Todo lo que debes saber sobre el “cryptojacking”

2) Cambridge Analytica: creada en 2013, es una empresa de análisis con sede en el Reino Unido, que compró los datos de los usuarios de Facebook analizados por la aplicación “Thisisyourdigitallife” (ésta es tu vida digital), creada por Aleksandr Kogan, un investigador ruso de la Universidad de Cambridge.

Cambridge Analytica se define como proveedora de investigaciones de consumo y servicios de publicidad destinada tanto para clientes políticos como corporativos. No obstante, The New York Times afirma que se fundó específicamente para las elecciones presidenciales estadounidenses de 2016 por empresarios vinculados al Partido Republicano.

3) La cámara oculta: la compañía Cambridge Analytica sufrió una cámara oculta del canal de televisión Channel 4. En las imágenes se puede ver al consejero delegado, Alexander Nix, revelando algunas de las prácticas que llevaba a cabo la compañía para desacreditar a políticos a través de Internet. Nix aseguraba que se pueden hacer “muchas cosas”, como amenazar con videos comprometedores o enviarle “chicas” a la casa del candidato. La empresa afirma que la conversación está manipulada, pero ya suspendió al CEO con efecto inmediato, a la espera de una investigación más profunda.

Lea también: Robots microscópicos podrían curar al cuerpo humano desde adentro

4) La relación con Trump: en plena campaña, Trump había adquirido los servicios de Cambridge Analytica, a la que pagó cerca de 6 millones de dólares, según datos de la Comisión Electoral Federal. Por su parte, Steve Bannon, ideólogo de la campaña de Trump y asesor de la Casa Blanca hasta agosto de 2017, también pertenecía al plantel directivo de Cambridge Analytica.

5) La relación con Argentina: Cambridge Analytica incluso habría actuado en el país, según se desprende de un informe periodístico realizado por el noticiero británico de Channel 4, que generó un fuerte impacto internacional.

Por tal motivo, la Cámara Nacional Electoral (CNE) investiga la participación de Cambridge Analytica en las elecciones locales. “Si intervinieron, lo más probable es que hayan usado otra empresa, no Cambridge Analytics, por lo cual es difícil de rastrear”, interpretaron fuentes judiciales ante Clarín.

Lea también: Vehículos conectados se podrán encender con los ojos

6) Las consecuencias: casi de inmediato a la publicación del escándalo, las acciones de Facebook cayeron en la bolsa de Nueva York.

Por su parte, la red social suspendió el acceso a sus servidores a Cambridge Analytica, a su casa matriz SCL, así como a Aleksandr Kogan y a Christopher Wylie (el joven científico de datos de 28 años que creó el algoritmo para Cambridge Analytica).

Según se filtró en The New York Times, el jefe de seguridad de información de la red social, Alex Stamos, dejará su cargo tras los desacuerdos internos. Se iría en agosto.

7) La palabra más esperada: este miércoles Mark Zuckerberg rompió el silencio: escribió una carta en su perfil en la que admite “errores” y asume la “responsabilidad” por lo ocurrido, además de anunciar medidas de seguridad para evitar la filtración de datos de los usuarios. “Si no podemos proteger los datos de los usuarios, no merecemos servirles”, publicó.

Vía Clarín

Escribe tu opinión