Crecen los beneficios de Apple pero disminuyen las ventas de iPhones

La firma de Cupertino dio a conocer resultados económicos que generaron cierta decepción en el mercado, principalmente por una ralentización en las ventas de su producto estrella, el iPhone, a pesar del ligero aumento en sus beneficios.

La compañía con la mayor capitalización bursátil de los EEUU informó que en el segundo trimestre de su ejercicio fiscal, que terminó el 1 de abril, vendió 50,76 millones de teléfonos, que generaron ingresos de USD 33.249 millones, lo que representa el 63% de todos los ingresos de la firma.

Los datos suministrados con base en el trimestre más reciente, el que estaba siguiendo Wall Street, generaron cierta decepción entre los analistas, que esperaban unas ventas de 52 millones de teléfonos inteligentes.

En el mismo trimestre del año pasado, Apple vendió 51 millones de iPhones, y lo anunciado hoy está aún más lejos de los 61,2 millones del mismo período del 2015.

Según el máximo directivo de Apple, Tim Cook, la “pausa” en las ventas está ligada al hecho de que muchos clientes potenciales del iPhone están a la espera del nuevo modelo que se espera para septiembre próximo.

Tim Cook destacó los desafíos que está teniendo la compañía en China, su segundo mercado, después de EEUU, teniendo en cuenta que sus ingresos trimestrales cayeron un 14 por ciento

Pero ese elemento siempre se tiene en cuenta cuando se analizan los resultados de Apple, y si en el segundo trimestre de su ejercicio fiscal las ventas del iPhone no han sido como se esperaban, los resultados del siguiente trimestre pueden ser peores.

Si en el primer trimestre de su ejercicio fiscal Apple había anunciado un descenso del 2,6% en sus beneficios netos, en el trimestre más reciente pudo reponerse de esa caída y anunció que su ganancia neta creció un 4,9%, hasta los USD 11.029 millones.

La compañía de Cupertino anunció que el consejo de administración ha autorizado una ampliación de su programa de recompra de acciones, desde los USD 175.000 millones, anunciados el año pasado, hasta los USD 210.000 millones de este año. Y también informó sobre un aumento del 10,5% en el dividendo trimestral, que llegará a los 63 centavos y será pagado el 18 de mayo.

Las ventas semestrales aumentaron un 3,8%, hasta los USD 131.247 millones, mientras que las trimestrales crecieron un 4,6%, hasta los USD 52.896 millones

Pero ni Tim Cook ni su jefe financiero, Luca Maestri, dieron muchas pistas sobre qué otras medidas puede adoptar Apple para utilizar la ingente cantidad de efectivo que tiene la compañía, que llega a unos USD 172.000 millones, descontando deuda.

Según cálculos de medios especializados, el 90% de ese efectivo se encuentra fuera de los EEUU, ya que Apple aprovecha ventajas fiscales en otros países.

En los dos primeros trimestres de su ejercicio fiscal,  Apple acumuló ganancias de USD 28.920 millones, por encima de los 28.877 millones que tuvo el pasado período

Los datos, que fueron difundidos al cierre de Wall Street, y las explicaciones dadas por Cook y Maestri no convencieron demasiado a los analistas. De hecho, después de que terminara la conferencia telefónica con inversores los títulos de Apple caían un 2% en las operaciones electrónicas posteriores al cierre de Wall Street.

Una caída que se produce el mismo día que el índice compuesto del mercado Nasdaq, en el que cotiza Apple, llegaba hoy a un nuevo récord histórico, el segundo consecutivo.

Escribe tu opinión