Se fugaron 12 presos del calabozo policial de San Diego

10 de los reclusos se encontraban privados de libertad por robo agravado. Se evadieron ayer en la madrugada

(A Todo Momento – El Nacional Web) -. Un total de 12 reclusos se fugó el viernes en la madrugada de los calabozos de la Policía Municipal de San Diego, en Carabobo. Los funcionarios del organismo policial al sacar la cuenta, a las 5:00 am, se percataron de que faltaban esos presos y que había un boquete en la pared de la celda por donde se escaparon. Solo quedaron cinco reclusos en el calabozo.

Las autoridades informaron que los 12 funcionarios del organismo, que estaban de guardia durante la fugas, están bajo investigación de la División de Crimen Organizado del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, y de la Fiscalía 28 de Derechos Fundamentales de Carabobo. Para estas averiguaciones se consignaron las grabaciones de las cámaras de seguridad, el reporte de los funcionarios que cumplían sus labores y unas canillas de las cuales se sospecha que fueron utilizadas para abrir el boquete.

En reiteradas ocasiones ha sido denunciado el hacinamiento en los calabozos de las policías municipales de la región. El diario de El Carabobeño reseñó que 55 presos están distribuidos entre las únicas 5 celdas del edificio y por ello se habilitaron oficinas, el comedor, depósitos y el taller mecánico para los detenidos.

Los prófugos, que habían sido detenidos por robo agravado, fueron identificados como Samuel Kelvis Morales Franco, José César Contreras Verte, Werdi Soto Díaz, Andrés Eduardo Guillén Torres, Raúl David Pérez Quintero, Miguel Jesús Alcalá Ruiz, Felipe Ramón Alcalá, Carlos Luis Zanabria Moreno (a quien presuntamente ultimaron) y Raúl David Pérez Quintero; Víctor José Palencia Palencia estaba detenido por porte ilícito de arma de fuego y Ramsés Michett Rossenouff Carcuera, por homicidio.

Este es el segundo caso de fuga de presos en la Policía Municipal de San Diego en lo que va de año. Recientemente 17 reclusos se fugaron del cuerpo de policía de San Joaquín.

Vía El Nacional Web 

Escribe tu opinión