Registran nuevo caso de menor que se suicida tras sufrir abuso

(A Todo Momento) — Un acto aberrante se registró en una humilde vivienda de la avenida 199, en el barrio Milagro Sur, parroquia Domitila Flores, municipio San Francisco.

Allí, la pequeña Daira Milángela González, de 12 años de edad, fue abusada sexualmente por su padrastro, Manuel Beltrán Montero Castillo, de 52 años, de nacionalidad colombiana, lo que conllevó a que la menor atentara contra su vida posteriormente.

El cuerpo de la víctima fue hallado colgando de la estructura del inmueble por uno de sus familiares, quien de inmediato comenzó a dar gritos desesperados pidiendo ayuda, sin embargo, todo esfuerzo para tratar de reanimarla fue en vano.

Al lugar llegó una comisión del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC), quienes trasladaron el cadáver hasta la morgue forense de la Facultad de Medicina de LUZ.

Su padrastro la violó

Luego de que le realizan la necropsia correspondiente, los resultados del informe determinaron que la menor tenía signos de violación reciente y de vieja data, por lo que los detectives de la policía científica comenzaron a investigar su entorno.

Los pesquisas lograron dar captura el 24 de agosto al padrastro de Daira, señalado como responsable del hecho atroz. Se conoció que éste fue aprehendido en el mismo inmueble donde se registró la tragedia y no opuso resistencia.

El hombre, quien se ganaba la vida como albañil y comerciante, ahora se encuentra detenido en los calabozos del CICPC subdelegación Maracaibo, y en las próximas horas será presentado ante la Fiscalía 33 donde se desarrollará el proceso penal correspondiente.

Segundo caso en este mes

El pasado 11 de agosto, ocurrió el terrible suicidio de la adolescente Shayla Ghynezka Herrera Urdaneta, de 12 años, hecho que instó a los detectives del CICPC a realizar a profundidad las investigaciones pertinentes sobre el caso, determinando que las causas abominables que conllevaron a Herrera a tomar la fatídica decisión de ahorcarse, fue producto de los constantes maltratos y violaciones de las cuales los protagonistas, eran su padre y un tío.

Los crueles y pervertidos familiares de nombres Henry de Jesús Herrera (tío); y Giuseppe Luciano Herrera, quien era el progenitor de la víctima, fueron detenidos y llevados a la sede del Cicpc, base Maracaibo,  luego de que se diera a conocer el dantesco hecho.

Presuntamente, Henry maltrataba física y psicológicamente a Shaila, mientras Giuseppe abusaba de ella, sin embargo, los funcionarios de la policía científica detuvieron a los dos agresores, pues cada uno tenía conocimiento de lo que  le  realizaban a la menor.

Noticia Al Día

Escribe tu opinión