Masacrado a tiros mecánico diesel el pasado sábado

(A Todo Momento) — En una escena de terror perdió la vida un mecánico para salvar la vida de su hija de siete años de edad. Siendo masacrado a tiros. Reseño, El Informador 

Ante sus “ojos atónitos” y la mirada perdida, una niña de apenas siete años de edad presenció cómo un sujeto masacró a tiros a su padre, que prefirió perder la vida él antes que le causaran daño a la pequeña que minutos antes llevaba en sus brazos, episodio sangriento registrado la tarde-noche del sábado en la parte oeste de Barquisimeto.

El horrendo crimen fue cometido a eso de las 7 de la noche aproximadamente, en el bario Brisas del Turbio II, adyacente a IV etapa de la urbanización La Carucieña, en la vía hacia La Pedrada ubicada en las riberas del Río Turbio, parroquia Juan de Villegas, parte oeste de la capital del estado Lara.

La víctima de este hecho sangriento fue el mecánico automotriz diesel, Eulises Rafael Escalona, quien contaba con 38 años de edad, cuya residencia la tenía fijada solo desde hacía algún tiempo en la mencionada comunidad antes descrita, en la que siempre acostumbraba a recibir a su pequeña hija puesto que tenía tiempo separado de la madre de la infanta.

Pormenores

Empezando la noche del sábado, como era ya su costumbre, Eulises recibía a su pequeña hija por parte de un hermano suyo que se la traía para que pasara con él el fin de semana y luego regresársela a su mamá la tarde del domingo o bien el lunes en la mañana.

Ese día no fue la excepción y el profesional automotriz tomó a la niña en sus brazos a pocos metros de la vivienda que habitaba e intentó penetrar a la misma, cuando de pronto apareció en el sitio un vehículo Aveo de color gris, de acuerdo a testimonios obtenidos, desde el cual se bajó un sujeto blanco delgado y disparó por la espalda a Eulises, quien malherido lanzó a la pequeña hacia la misma buscando salvarla, por lo que fue seguido por el asesino.

El elemento en cuestión lo alcanzó tratando de abrir el portón de alambre haciéndole otro disparo, por lo que al verlo caer lo “masacró” recibiendo entre 5 y 6 disparos en cuello y parte craneal, falleciendo de forma instantánea.

Venganza

Por comentarios de algunos vecinos y corroborados por los expertos de la Brigada de Homicidios del CICPC, por la forma brutal como actuó el asesino contra Eulises, se trata de un ajuste de cuentas o venganza, sin descartar, por supuesto, otras hipótesis como el sicariato, por cuanto el asesino sabía lo que estaba haciendo y contra quién vino a actuar.
Una vez cumplido su objetivo, el desconocido, aprovechando la confusión y la manera de buscar refugio por algunos vecinos que estaban en las cercanías ante la cantidad de disparos, desapareció del sitio, al parecer, abordando de nuevo el Aveo gris en que había llegado al sector.

Actúa el CICPC

El área donde cayó abatido el mecánico automotriz fue posteriormente tomada por una comisión de funcionarios de Polilara que se presentaron al sitio para proteger evidencias, hasta la llegada de los técnicos de la Brigada de Homicidios que iniciaron su trabajo de pesquisaje y recolección de evidencias.

Posteriormente, procedieron a levantar el cuerpo de Eulises Rafael Escalona, trasladándolo a la morgue del Hospital “Antonio María Pineda”.

Escribe tu opinión