Adolescente murió ahogado en una playa de Vargas

(A Todo Momento) — Deiker Xavier Sojo Lozano, de 15 años de edad, fue visto con vida por última vez cuando estaba sujetado a una boya; sin gritos ni chapoteos, amigos y familiares no se percataron de la tragedia en la Playa Sheraton C (Caraballeda, Vargas).

Yuli Carrero, bañista y testigo del hecho, contó que el joven había expresado minutos antes de la tragedia que se sentía mareado. “Su hermana, que lo acompañaba, lo instó a que se comiera algo, pero no quiso. Ella estaba con un bebé en brazos y dice que después no lo vio más. Pero pensó que se había salido del agua”.

“Los dos menores con los que ando decidieron hacer una competencia hasta la boya, cuando uno de ellos sintió que pisó algo raro y al bajar la vista vio el short del adolescente. Ahí empezaron a pegar gritos: ¡Hay alguien ahí!, y yo también comencé a gritar. Creemos que se desmayó y se hundió. Tenían como media hora sin saber de él”.

En ese momento Tony, el salvavidas de la playa, se lanzó a buscar al muchacho, lo sacó y de inmediato Enrique Rojas, conocido cariñosamente como “El Mono”, lo asistió y le dio respiración boca a boca.

Lea también: Motorizado murió tras ser arrollado por camión en túnel Boquerón

Entre lamentos por no poder salvarlo “El Mono” aseguró que el grupo que acompañaba a Sojo era de más de 10. “Estaban tranquilitos para ser puros muchachos. Ni siquiera tomaban licor”.

El también dueño de las sillas y toldos, con más de 28 años trabajando en Sheraton C, refirió que desde hace cuatro años no se registraba un muerto por inmersión en esa playa. “Esto fue como a las 10:30 de la mañana. Cuando le empezamos a sacar el agua de los pulmones nos dimos cuenta que había tragado mucha. Tenía un poquito de pulso, pero se le fue”.

De inmediato llamaron a los Bomberos, que llegaron y certificaron la muerte. Entre las cosas que decían los acompañantes de la víctima El Mono recordó que la hermana del joven decía en medio del llanto que hace una semana le habían matado a un tío materno.

Vía La Verdad de Vargas.

Escribe tu opinión