Gracias Venezuela por Henry Ramos Allup

El régimen inventó la artimaña de validar a los partidos políticos para obstaculizar las elecciones de gobernadores que ya debieron haberse realizado.

Gracias, conciudadanos sin militancia partidista, por haber confiado en nosotros y participado en torrente validando a Acción Democrática que no es sólo de quienes militamos en este partido indestructible, sino pertenencia de la mejor Venezuela.

Gracias a quienes, una vez más, depositaron en nosotros su fe por creer que somos un instrumento eficiente para salir de esta tragedia y lograr el futuro grande que nos merecemos. Gracias por su aliento y sus mensajes a los fraternos compañeros y queridos amigos de la diáspora que desde todo el mundo sienten y padecen la tragedia de la Patria adolorida cuya sanación depende de todos nosotros.

Gracias a las mujeres y hombres de toda condición que hicieron filas interminables y pacientes en nuestra validación para expresar sus deseos de cambio democrático y progreso, iguales a las que hacen cotidianamente para adquirir los menguados alimentos y medicinas que se pueden encontrar. Gracias a nuestros críticos severos y de buena fe que hicieron un alto en sus reparos y vinieron a validarnos entregándonos una incomparable lección de respaldo y solidaridad. Gracias a quienes ni remotamente creíamos que podían validar por Acción Democrática y nos sorprendieron con su apoyo desinteresado.

Gracias a los hijos, nietos y parientes de nuestros queridos fundadores desaparecidos que suplieron el vacío y multiplicaron su presencia. Gracias a nuestra maquinaria, silenciosa y eficiente, que sin recursos materiales pero con energía infinita, esparcida a lo largo y ancho de toda Venezuela, fue capaz de entusiasmarse y entusiasmar millares por encima de todas las desventajas y adversidades y sobre todo convencer que su bien ganada fama de equipo imbatible con mística, activismo, disciplina y organización hoy es capaz de repetirlos prodigios que la hicieron mítica. Gracias a los activistas y sobre todo a los de la Juventud del Partido por haberse hecho cargo de lo más pesado y agobiante de la faena y haberle contagiado al evento la alegría y energía que los distinguen.

Gracias a Venezuela que aceptó nuestro llamado a validar nuestro partido que es patrimonio nacional. Gracias a la inmensa mayoría de nuestros conciudadanos creyentes en la solución constitucional, democrática, pacífica y electoral a este inmenso drama que agobia a Venezuela y que por lo mismo rechazan las salidas de violencia a las que el gobierno nos quiere desviar.

De lamentar que se quedara sin validar una cantidad de personas quizás igual o mayor a la que pudo hacerlo, ya por el limitado número de máquinas captahuellas, por su forma de distribución, por las pocas existentes en los sitios en que eran presumibles mayores afluencias, por interrupciones en su funcionamiento por diversas causas y por los limitados horarios sin prórrogas. Quienes validamos por AD tuvimos disponibles menos máquinas y horarios más restringidos. No obstante, ahí están los resultados. Y ese es uno de los aspectos que demuestra la vocación antidemocrática del régimen: cuando se trata de ejercicios que le desagradan restringe, limita y complica todo.

Con este invento de la validación, el gobierno quiso por partida doble crear un obstáculo para diferir las elecciones de gobernadores ya vencidas desde hace cuatro meses y colocársela difícil a los partidos de oposición para, aunque parezca un contrasentido, ilegalizarlos legalmente. Pero el tiro va a salirle por la culata. Gracias Venezuela.

@hramosallup

Escribe tu opinión