PAPA FRANCISCO RECIBIÓ EL “PLAN DE LA PATRIA” DEL GOBIERNO VENEZOLANO

El canciller venezolano, Elías Jaua, y la ministra de Estado para la Región de Defensa Integral (Redi) Oriental, Maripili Hernández, entregaron este domingo al Papa Francisco el Plan de la Patria 2013-2019, legado del comandante Hugo Chávez.

El acto de entrega se dio durante la ceremonia de canonización de Juan Pablo II y Juan XXIII, que preside el Sumo Pontífice desde la Ciudad de Vaticano, en Italia.

El documento que contempla las líneas de trabajo del Gobierno Bolivariano de Venezuela permitirá el impulso de Venezuela durante la gestión gubernamental del presidente Nicolás Maduro.

Los objetivos históricos que contempla el documento, Ley de la República, son: preservar la independencia nacional, seguir construyendo el modelo socialista del siglo XXI, transformar a Venezuela en un país potencia, construir un mundo multicéntrico y pluripolar y salvar la vida en el planeta y la supervivencia de la humanidad.

El Plan de la Patria contó para su elaboración con la participación de los diferentes movimientos sociales que componen el Poder Popular, quienes acudieron al llamado del líder socialista en noviembre de 2012 para participar en debates en todo el país.

Este sábado, luego de haber sostenido un encuentro con el secretario de Estado del Vaticano, cardenal Pietro Parolin, en Roma, Jaua informó que estaría presente, en representación del Gobierno venezolano, en este acto de canonización.

“Nos sentimos emocionados ante la expectativa de un acontecimiento de esta magnitud como el que nos toca presenciar en persona mañana (domingo). En nombre de todo nuestro pueblo, que tiene una gran fe católica y que especialmente ha seguido el pensamiento de Juan XXIII y que con el pensamiento de Juan Pablo II logró una conexión de afecto que aún perdura de generación en generación en nuestro pueblo”, dijo Jaua en declaraciones a Telesur.

El Papa Francisco aprobó en días pasados el decreto que permitirá elevar a la gloria de los altares y culto universal a Karol Wojtyla (1920-2005) y Angelo Roncalli (1881-1963).

Vía, AVN

Escribe tu opinión