Venezuela: la creación de un narcoestado

Venezuela: la creación de un narcoestado por Alfredo Michelena

(Redacción A Todo Momento – vía Prensa) El canciller carioca recientemente señalaba con preocupación que Venezuela “es cada vez más exportador de cocaína”. Desde que en la región andina se comenzó la producción y distribución de estupefacientes, Venezuela se vio afectada por el flagelo del narcotráfico. Pero no fue sino hasta la llegada del chavismo cuando esta enfermedad hizo metástasis.

Más del 40% de los envíos de cocaína hacia Europa pasan por Venezuela, según el informe (2010) de la Oficina de Naciones Unidas contra la droga y el delito.  Se ha estimado que el 80%  de la cocaína que llega por aire a EE.UU. aterriza en Honduras y la mayoría de esos vuelos salen de Venezuela. En 2011, el venezolano Walid Makled, uno de los capos de la droga más importantes de la región y uno de los cinco narcotraficantes más buscados en el mundo, era capturado en Colombia y extraditado a Venezuela. Makled, quien manejaba puertos y líneas aéreas venezolanas, declaraba que tenía en su nómina varios generales y altos funcionarios del Régimen. Ya en 2008 la Lista Kinping, del gobierno estadounidense, en la cual se señalan y sancionan personas y empresas vinculadas al narcotráfico, incluía a varios generales venezolanos. Y la lista siguió creciendo con los años.  Entonces se comenzó a hablar del Cartel de los Soles.

Para el “Wall Street Journal”, la Venezuela chavista es un  “centro global de tráfico de cocaína y blanqueo de capitales”, al frente del cual estaría Diosdado Cabello. Esta información, basada en el testimonio de un asistente del teniente-capitán retirado, fue negada por Cabello quien demandó al periódico norteamericano. Aunque posteriormente desistió de ella.

Más recientemente el tema ha sido el de los “narcosobrinos”. Un par de sobrinos criados por la esposa de Maduro, quienes fueron apresados por la DEA y acusados en un tribunal neoyorkino. Otro tribunal de esa ciudad emitió una orden de arresto para el actual Ministro del Interior venezolano.

El señalamiento de Venezuela como narcoestado es un hecho recurrente. La penetración de ese flagelo en la estructura del Estado se aprecia por las facilidades como se mueve la droga en Venezuela. Con la crisis de gobernabilidad, la debilidad de Estado -solo presto a reprimir políticamente a los opositores-, la incapacidad estructural del Régimen y la corrupción campante, en otras palabras, con el hecho de que Venezuela sea un “Estado fallido”,  es factible explicar la facilidad con que el narcotráfico nos penetró convirtiendo al Régimen en un narcoestado. Y de nuevo, la única solución para este problema pasa por la salida de Maduro y del chavismo del poder.

Escribe tu opinión