Los Runrunes de Bocaranda del martes 10 de abril 2018

(A Todo Momento) — Los Runrunes de Nélson Bocaranda del martes 10 de abril 2018: No tan desapercibido.

ALTO

¿ANGUSTIAS?: 

El juicio que contra el presidente Maduro por corrupción realizó la exiliada Fiscal Ortega Díaz frente al Tribunal Supremo de Justicia -nombrado por la legal Asamblea Nacional el 21 de julio pasado- en la ciudad de Bogotá no ha pasado desapercibido en el alto gobierno.
Temores de que algunos países reconozcan esa sentencia condenatoria del TSJ en el exilio hicieron que de inmediato desistieran del viaje presidencial a la Cumbre de Lima, varias veces anunciado por el propio Maduro, a pesar de Perú haberle retirado la invitación.
No buscar mas confrontaciones delicadas e inoportunas fue el consejo discutido en Miraflores. Quizás las conversas con dos representantes del Norte en las últimas semanas surtieron efecto. Las peticiones a Interpol y los cancilleres además de las FANB y el CICPC para detener al mandatario han parecido “una locura” para el gobierno.
Respecto a la Cumbre todo apunta que la petición del presidente Trump podría ser que todos los países asistentes asuman para si todas las sanciones a funcionarios y empresas que otros gobiernos y comunidades han decretado en contra del grupo de afectos al régimen. Es decir, unificar la acción global. Por lo pronto México pareciera ya tener lista su “lista”. Hay angustia tras Washington haber sancionado el fin de semana a los oligarcas rusos. Es la versión rusa de los enchufados del sector privado venezolano. Veremos …

MEDIO

EL SENADOR: 

Los contactos del gobernador de Carabobo Rafael Lacava con algunos integrantes del otrora Grupo de Boston fueron la clave para que pudiera llegar hasta el Congreso de los EE.UU. a conversar sobre el detenido Joshua Holt y además ofrecerse como mediador con Maduro para mejorar las relaciones y pedir levantar las sanciones a “algunos” funcionarios. Riesgoso su viaje confesaron fuentes norteñas.

La sorpresiva visita del Senador demócrata Dick Durbin en la que no solo visitó al preso calificado por él como “rehén político” sino que habló con el presidente Nicolás, a quien además del caso mencionado le reiteró que su país no reconocerá las próximas elecciones de Mayo por no considerarlas justas y creíbles. En su rueda de prensa minutos antes de partir del país espetó: “El CNE no tiene credibilidad…la apresurada naturaleza de las elecciones del 20M deja claro que el gobierno esta interesado en su propia supervivencia y no puede enfrentar una campaña larga…para poder calificarlas de legítimas tendría que dejar participar a los partidos políticos de oposición hasta el momento inhabilitados y rodarlas seis meses”.

Habló con representantes del gobierno y la oposición, incluyendo a la presidenta de la ilegítima ANC. Para él los opositores tiene la determinación de ser parte del futuro y de un proceso verdaderamente democrático. Para los periodistas asistentes el caso de Holt les pareció la única ficha que tiene Maduro para negociar con el Norte y así entienden que no lo suelte…

Lea más en Runrun.es

Escribe tu opinión