La OPEP atónita por la incompetencia de Quevedo presidente de PDVSA

Foto archivo

(Redacción A Todo Momento) — Los líderes de los países integrantes de la OPEP reunidas en Viena para discutir sobre el incremento de producción al nivel de la organización, oyeron con conmoción mezclado con risa al ministro de PDVSA Manuel Quevedo indicar que Venezuela efectuará este año con la orden de el régimen de Nicolás Maduro de aumentar el rendimiento venezolano en un millón de barriles diarios. “Esto lo haremos sin dudas” dijo Quevedo a un periodista, y agregó: “Contamos con nuestro trabajadores”. Gustavo Coronel.

Lea también: Consejo Legislativo desea crear comisión para “recuperación de viviendas”

Posteriormente, la Agencia EFE transmitió información más detallada de lo aseverado por Quevedo. Dijo: “ 22-06-18.-El ministro venezolano del Petróleo aseguró este viernes que cumplirá el objetivo fijado por Nicolás Maduro de producir un millón de barriles diarios más en 2018 aunque reconoció que será un “reto” y rechazó el “pesimismo” de las agencias internacionales que apuntan al contrario a un importante declive de la producción”.

Los expertos petroleros de la OPEP escucharon  estas palabras de Quevedo con asombro, ya que la producción venezolana se ha desplomado en los últimos años y hoy está al nivel de lo que el país producía hace más de 40 años. Recuperar un millón de barriles diarios de producción en seis meses es algo que desafía toda imaginación.

Quien lo diga demuestra ser un charlatán que merece ser expulsado del recinto.  La Agencia Internacional de la Energía (AIE) aseguró la semana pasada que, según sus previsiones, la producción podría caer a menos de un millón de barriles diarios a finales de este año, una caída que atribuye a “la mala gestión, la falta crónica de inversión y la corrupción” en la industria petrolera del país.

Vea también: Pretensiones de oficialistas y politiqueros | Por Armando Martini Pietri

Sin embargo, Quevedo afirmó en español, ya que necesita un traductor: “ Ellos [los expertos] tienen su opinión pesimista de nuestro país, nosotros tenemos una opinión optimista, de trabajo, con nuestros trabajadores (…) Vamos con los trabajadores a recuperar PDVSA”.

Mi contacto en la OPEP me dice que estas declaraciones de Quevedo han sido suficientes para que la organización comience a pensar seriamente en expulsar a Venezuela de su seno. En este momento el país que fuera co-fundador de la organización aparece como un lastre, incapaz de aumentar la producción, incapaz de cumplir con su cuota de producción, con su industria petrolera en manos de ignorantes irresponsables. Me agrega mi contacto que los expertos de la organización se quedaron estupefactos al oír a Quevedo hablar de la pérdida de producción simplemente como un caso de “producción diferida”.

El uso de este concepto que hizo Quevedo demuestra su ignorancia, pues producción diferida es aquella que no se ha producido en un momento dado por razones de logística, pero la cual puede producirse al resolverse tales obstáculos ya que el potencial de producción así lo permite. La situación de PDVSA es totalmente diferente. La empresa no puede producir más porque su potencial de producción ha colapsado.  PDVSA no tiene producción diferida sino producción perdida.

Esta es una situación de colapso general que requeriría la inmediata expulsión de Quevedo de PDVSA. Más aún, requeriría de la inmediata expulsión del país de la organización mientras no pueda cumplir con sus deberes de país miembro.

Escribe tu opinión