Nomofobia: Adicción al celular

Aunque pueda parecer exagerado y un tanto alocado o quizás fuera de lo común, numerosos investigadores ya están alertando de que hay muchas personas con teléfonos móviles que están sufriendo problemas físicos y psicológicos como ansiedad, palpitaciones y sudores cuando olvidan el móvil en casa, su saldo se queda en cero, pierden cobertura o quedan sin batería.

Si echamos un vistazo unos quince años atrás, notaremos que los teléfonos móviles no existían, no había mensajes de texto, ni lenguaje abreviado, ni mucho menos los BlackBerry y su pin. Pero ahora sí los hay y cada día aumentan más las posibilidades de comunicación instantánea a distancia y los telefonos inteligentes se estan adueñando de la comunicación. La palabra viene del inglés “nomo”, abreviatura de “no mobile” (sin móvil, en español). Es un trastorno caracterizado por la angustia y el miedo de no poder comunicarse por el teléfono celular y no poder siquiera salir sin él.

esclavos-del-celular1

La dependencia es considerada tan grave como la de las drogas o el alcohol porque causa un nivel de desesperación que convierte al aparato en un instrumento de primera necesidad, tanto como la comida o la ropa. Para los nomofóbicos tener el o los teléfonos a la mano es tan importante como beber agua; de lo contrario se sienten nerviosos, con palpitaciones aceleradas y hasta inseguridad de que algo les ocurra.

Si sale de casa sin el celular, regresa -sin importar cuán lejos se encuentre- en búsqueda de su imprescindible compañero que no puede faltar en su bolsillo. En las reuniones con los amigos, en la universidad, en el trabajo, en la casa y hasta en el baño está manipulando el teléfono, cosa que se vuelve una incomodidad para su entorno social e incluso para el mismo afectado quien se aísla y pierde comunicación con el mundo “real” en la que los adolescentes son los grandes protagonistas y parece impensable que un adolescente no disponga de este objeto en estos tiempos modernos y, si se presenta desde esta perspectiva, cualquiera debería estar atento a cuanto tiempo le dedica a su celular.

Escribe tu opinión