NASA da por terminada misión del Rover Opportunity en Marte

Foto: NASA

(A Todo Momento) — La NASA dio por terminada la misión del Rover Opportunity (MER)  en Marte luego de 15 años; el contacto con el aparato se perdió en junio producto de una tormenta de polvo en el planeta.

Por Gonzalo López Sánchez / ABC de España

A pesar de todo, el abrupto final de la misión no será considerado un fracaso. El rover, que aterrizó en Marte el 24 de enero de 2004, estaba diseñado para recorrer una distancia de 1.006 metros y permanecer operativo durante 90 días marcianos (poco más de 90 días terrestres). Desde entonces, sin embargo, ha batido el récord de distancia recorrida sobre la superficie de un mundo distinto a la Tierra, alcanzando los 45,16 kilómetros, y ha funcionado durante 5.111 días marcianos. Una auténtica maratón.

“15 años sobre la superficie de Marte es el legado no solo de una magnífica máquina de exploración sino también del dedicado y talentoso trabajo del equipo detrás de él, que nos ha permitido expandir nuestro conocimiento sobre el planeta rojo”, dijo en un comunicado de la NASA John Callas, director de la misión MER.

El destino del rover se truncó el pasado 10 de junio, cuando la NASA perdió contacto con el robot en medio de una tormenta global de polvo en Marte. Los científicos explicaron que el polvo depositado sobre los paneles y, sobre todo, el oscurecimiento de la atmósfera, disminuyeron el suministro de energía necesario para mantener los sistemas. Cuando las baterías alcanzaron un nivel de carga inferior a los 24 voltios, el robot entró de forma automática en modo de bajo consumo, en medio del Valle de la Perseverancia.

Desde entonces, el rover ha permanecido apagado por completo, con la excepción de un reloj programado para tratar de reactivarlo de vez en cuando. En todo este tiempo, el mayor temor ha sido que, al apagarse los sistemas de calefacción del rover, la temperatura cayera e inutilizase las baterías de forma permanente.

De hecho, se cree que fue el frío el que, en 2010, inutilizó el rover de exploración de Marte (MER) Spirit, un gemelo del Opportunity que quedó varado en la arena marciana.

Lea también: Cómo funciona la maquinaria de propaganda chavista en Twitter

Hay que recordar que el Spirit y el Oppurtunity fueron enviados a zonas opuestas de Marte para buscar huellas de agua pasada en Marte. El primero aterrizó en el cráter Gusev y el segundo en Meridiani Planum. Curiosamente, ambos se posaron rebotando y rodeados de una pelota compuesta por varias bolsas de aire.

Desde que la tormenta marciana clareó en septiembre del año pasado, los científicos del JPL han estado enviando instrucciones y escuchando señales para tratar de recuperar contacto, cada vez con menos esperanzas. Ayer, una de las científicas de la misión escribió un triste mensaje en Twitter después de un último intento: “Hubo lágrimas. Hubo abrazos. Hubo recuerdos y risas compartidas”.

Los logros de Opportunity

La misión MER ha permitido confirmar que en el pasado Marte estuvo cubierto de agua y que pudo ser habitable. Además, en todo este tiempo, el Opportunity ha estado tomando muestras de rocas y suelos y tomando imágenes panorámicas, como si se tratara de un geólogo que hubiera viajado a Marte. Ha buscado pruebas de la pasada presencia de agua y huellas de procesos geológicos, ha analizado la naturaleza de los minerales marcianos y si las condiciones pasadas pudieron ser favorables para la vida. Opportunity fue también la primera en descubrir un meteorito fuera de la Tierra y el que pudo fotografiar los “diablos marcianos”, remolinos de polvo que se forman en el planeta rojo.

Si se confirma la “muerte” de Opportunity, la superficie marciana quedará “vigilada” solo por las misiones Curiosity, en la que un enorme y sofisticado rover de exploración recorre el planeta para rastrear huellas minerales y químicas de que en el pasado Marte pudo ser un mundo habitable, y la Insight, que pretende perforar Marte y estudiar su estructura y temperatura interiores.

Escribe tu opinión