Cardenal Urosa Savino reiteró condiciones para que la iglesia se reúna con Maduro

(A Todo Momento) — El cardenal Jorge Urosa Savino, arzobispo de Caracas, reiteró este jueves las condiciones para que los representantes de la Iglesia Católica sostengan un encuentro con Nicolás Maduro, como parte de los llamados en “aras de la paz” del jefe del Ejecutivo en las últimas semanas. EFE

“Por supuesto debería darse la libertad a todos los presos políticos, que todavía hay muchísimos. Debería por supuesto resolverse el problema de la crisis de alimentos que es otra de las cosas que hemos pedido”, afirmó Urosa Savino en declaraciones a periodistas.

Sostuvo también que deben de darse otras condiciones “como por ejemplo el cese a los ataques a los sacerdotes, porque hay sacerdotes que están siendo hostigados por gente del Gobierno y del oficialismo”, añadió.

La Iglesia católica apoya desde hace meses la postura de la oposición venezolana tanto de que se liberen todos los que califican de “presos políticos” así como que se abra un canal humanitario para enfrentar la escasez de alimentos y medicinas que sufre el país desde hace meses.

Esta y otras decisiones que no han sido bien vistas por el Ejecutivo han tensado las relaciones entre el Gobierno y la Iglesia en el país desde hace años.

Tras ser reelegido en el pasado 20 de mayo para el periodo 2019-2025, Maduro reiteró que las puertas de su despacho estaban abiertas para cualquiera que quisiera dialogar con él sobre cualquier tema.

Lea también: La madre caraqueña Carmen Rendiles será beatificada el próximo sábado

Como muestra de que iba en serio, pidió a la justicia que estudiase los casos de los detenidos por “violencia política” en las manifestaciones antigubernamentales en el país en 2014 y 2017.

Desde entonces se han excarcelado, aseguró hoy la presidenta de la plenipotenciaria y oficialista Asamblea Nacional Constituyente (ANC), Delcy Rodríguez, más de 200 personas.

En cuanto al canal humanitario, el Ejecutivo rechaza esta opción ya que defiende que daría pie a una “invasión militar encubierta” por parte de los países que ofrecen esta ayuda y entre los que está EE.UU., gobierno con el que Caracas mantiene unas relaciones marcadas por los altibajos desde hace más de una década. EFE

Escribe tu opinión