¡PREPÁRATE MADURO! Miguel Henrique Otero: “Hay posibilidades de que la OEA aplique la cláusula democrática

(Con información infobae)

El director del diario El Nacional de Venezuela, Miguel Henrique Otero, estuvo en el piso de InfobaeTV para hablar de la dramática situación que se vive en su país. Exiliado desde hace un año después de que fue acusado de difamación, recorre el mundo para dar información de lo que define como “una verdadera catástrofe”. Dice que Nicolás Maduro tiene apenas un 15 por ciento de respaldo de la población, confía en el referendum revocatorio organizado por la oposición y también en el rol del nuevo secretario general de la OEA, Luis Almagro, que -según dijo Otero- considera que hay condiciones para que se aplique la cláusula democrática en Venezuela.

— ¿Qué lo trae Miguel por la Argentina?

— Estoy en una gira por los países de la región, estuvo la reunión del Grupo Diarios de América en Chile, en Argentina se hizo un foro que organizó el Congreso Nacional, en Paraguay tenía una cita con el presidente, y como yo no puedo entrar a Venezuela porque me ponen preso, yo voy país por país sensibilizando a los sectores políticos como dar información a los medios de la catástrofe que fue acumulándose.

— ¿Y por qué no puede entrar al país?

— Porque nos introdujeron una demanda por difamación. Publicamos una nota que había sacado el ABC de España sobre una investigación que inició el fiscal federal del estado de Nueva York Diosdado Cabello. presidente de la Asamblea, por narcotráfico. Es una nota que salió en 80 periódicos, y seguramente también salió la noticia en Infobae, porque era una noticia importante. Eso hizo que nos metieran una demanda por difamación. Ahora en Venezuela el sistema judicial no es un sistema judicial precisamente. Los jueces son todos provisorios, nombrados a dedo, todos chavistas, y actúan abriéndole procedimientos y tomando medidas cautelares. En Venezuela hay 75 presos políticos, más que en Cuba, que están no están presos por sentencia, salvo el caso de Leopoldo López, que es la única excepción. Todos los demás están presos por medidas cautelares. Hay gente que está presa hace 12 años por medidas cautelares y el juicio nunca avanza. Yo tengo ese juicio por difamación que no ameritaría algo así, pero en el interín me han amenazado con expedientes de traición a la Patria, lo dice Diosdado Cabello en la televisión, lo dice Maduro, cuando regrese Miguel Enrique Otero va directo a Ramo Verde, donde está preso Leopoldo López. Nadie puede ir a Ramo Verde por una demanda de difamación, pero yo decidí no regresar y trabajar para que no siga ese régimen.

— Sin embargo El Nacional sigue saliendo, a pesar de las restricciones al papel de diario.

— Estas dictaduras posmodernas, que son los populismos autoritarios, tratan de cubrir algunas cuestiones legales. Ellos vinieron cerrando las ventanas a la libertad de expresión para que no quede casi nada. Quedamos nosotros con muy poco papel, sacamos muy pocos ejemplares, quedan unos pocos periódicos regionales también con muy poco papel. Los canales y las radios logran vía extorsión que se autocensuren. Los medios grandes los compraron con dineros públicos y van creando todo un sistema en el cual queda una ventanita, que es El Nacional, y otros pocos diarios regionales.

— ¿El Nacional es el diario más antiguo?

— Es de 1943. El Universal es más antiguo, pero ese lo compró el gobierno.

— ¿No intentó el gobierno comprarlo?

— Sí, claro, me ofrecieron comprarlo. Yo les dije que no. Tenemos una historia demasiado comprometida con el país para venderlo por un plato de lentejas.

— Usted es de la familia fundadora del diario.

— Sí, por supuesto. Nosotros mantuvimos el periódico en estas circunstancias. Nuestro modo es sobrevivencia y estoy seguro de que vamos a durar más que el régimen. El régimen así como está no va a durar mucho. Nosotros vamos a permanecer y renacer como el Ave Fénix.

— ¿Qué le ofrecieron para que usted aceptara venderlo?

— Una montaña de dólares.

— ¿Y por qué no quiso la montaña de dólares?

— Porque tenemos un compromiso con el país, es un periódico familiar histórico, y mejor mantener la dignidad y la lucha contra esto que está acabando con Venezuela que cambiarlo por una montaña de dólares e irse a vivir a Europa.

—¿Y por qué cree que estos gobiernos populistas autoritarios, casi dictaduras, creen que necesitan controlar a los medios, a la opinión pública, si de todos modos hay una amplia mayoría que está en contra del gobierno?

— Son regímenes donde hay un líder mesiánico que cree que encarna al pueblo y todo lo que va a contra ese pueblo es enemigo de la Patria, entre ellos los medios. No aceptan las críticas. Van construyendo un régimen autoritario que va cercenando todas las libertades, va eliminando la separación de poderes, va controlando lo judicial, los medios de comunicación, de tal manera que ellos se mantienen como la única voz que tiene el pueblo y así poder mantenerse en el poder indefinidamente.

— ¿Tienen alguna ideología?

— Ahí no hay ideología, ni siquiera marxista. Ellos no están instaurando la dictadura del proletariado. Allí la ideología es un mecanismo estatista de actuar y de controlar absolutamente todo y en la práctica van destruyendo el país.

— ¿Hace cuántos años que está este régimen controlando Venezuela?

— Chávez ganó las elecciones en el 89, y se instaló como un modelo de la tercera vía de Blair, de capitalismo humanista, pero ese no le iba a servir para mantenerse en el poder indefinidamente, y cambió bajo un modelo estatista bajo la influencia de los Castro. Venezuela se constituyó en una especie de protectorado cubano, cosa única. Los cubanos llegaron a controlar puertos, aeropuertos, industrias básicas, convirtiendo a Venezuela en una especia de protectadora cubano. Al mismo tiempo fueron desmantelando el aparato productivo cubano, pero no lo hicieron armando un aparato productivo alternativo. El modelo consistía en repartir el ingreso creciente del precio del petróleo. Chávez llegó con el barril a 7 dólares y llegó a 150 dólares. Repartía, repartía, desmentantelaba el aparato productivo. Cuando el petróleo dejó de subir se endeudaron para mantener el esquema. Como siguió bajando, ya no le prestaron más, y estamos viviendo la catástrofe de un país totalmente importador, y no existen los productos más básicos, las medicinas.

leer mas infobae

Escribe tu opinión