“Si no hay claridad no vamos a estimular a la gente a activarse”

(A Todo Momento) — El diputado a la Asamblea Nacional (AN)  por la Fracción 16 de Julio, Edwin Luzardo, aseguró que “Si no hay claridad en el mensaje no vamos a estimular a la gente a activarse otra vez”, pues a su juicio, en la marcha del 16 de noviembre no se presentó una agenda contundente ni clara que determine la ruta a seguir.

Afirmó que es momento de que los dirigentes políticos le hablen con claridad a los ciudadanos y digan, en definitiva, cuál es el camino elegido. “Si es electoral, que digan y se sumen los que quieran. Los que no estamos de acuerdo, esgrimiremos nuestros argumentos”, indicó.

Luzardo resaltó que con la usurpación en el poder no hay posibilidad de una alternativa electoral. La renovación de un nuevo CNE, mencionó, no resuelve la situación, dado que este no es el único elemento que garantiza unas elecciones libres y transparentes.

“Si la FANB está parcializada, como es evidente, no hay garantía de nada porque no hay posibilidad de participar libremente en una elección”, subrayó. Agregó, además, que los grupos irregulares que hacen vida en el territorio nacional no permitirían que la participación sea libre.

Coalición internacional

El parlamentario aseguró que las características del régimen chavista no permiten que con “simples marchas se resuelva el problema”.

En opinión de la Fracción 16 de Julio se debe recurrir a una coalición de apoyo internacional para un cambio de gobierno. Situación a la que no se ha llegado, continuó, porque “no ha habido voluntad política”.

“Aquí se está muriendo la gente en los hospitales y de hambre, toda la crisis continúa. Eso es lo que permite que un discurso ambiguo, que no sea sólido y firme, genere confusión”, expresó.

Indicó que desde que la directiva de la AN presentó el TIAR, la Fracción 16 de Julio se apropió y la ha defendido para que se aplique en el país.

Se criticó si los embajadores designados por la Presidencia Encargada, de alguna manera, han estimulado la ejecución del artículo 8 del tratado regional.

Este apartado plantea una serie de medidas de presión que incluyen, entre otros aspectos, la ruptura de relaciones diplomáticas y la interrupción de relaciones comerciales.

“¿Qué más va a dar el país?”

A juicio de Luzardo, se debe llegar a una articulación de esfuerzos internos y externos que estén bien orientados para resolver el problema venezolano.

De no plantearse una ruta clara a los ciudadanos, se creará mayor “apatía, desconcierto y falta de confianza”.

Calificó de absurdo que desde el Legislativo se hayan aprobado acuerdos, como el Estatuto de Transición, para “luego hacer todo lo contrario”.

“¿Cómo le exigimos a la gente una convivencia con una organización que va al Parlamento, discute con nosotros y luego se va a otra sala a agredir y atropellar a diputados legítimos de Venezuela?”, se preguntó.

Ante esta situación expresó que ahora se quiere culpar a la población, diciéndoles que si no salen a la calle no hay solución. “¿Pero qué más va a dar este país de lo que ha dado en 20 años? Se ha movido infinidad de veces, se ha sacrificado. Le han matado hijos, padres, le han asesinado gente y sigue escogiendo la calle”, finalizó.

El Nacional

Escribe tu opinión