La designación de Moncada en la ONU carece de legalidad

(Redacción A Todo Momento) — Este martes se conoció oficialmente la renuncia formal de Rafael Ramírez como representante permanente de Venezuela ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Su sustitución llegó en cuestión de horas con la designación de Samuel Moncada, pero constó de un proceso espurio y carante de legalidad.

Según la Gaceta Oficial n° 41.292 del 4 de diciembre de 2017 Moncada fue designado por el Ministerio de Relaciones Exteriores a nombre del Ejecutivo.

Recordemos que para nombrar a un embajador a cualquier misión u oficina extranjera, debe ser aprobado por la Asamblea Nacional (AN). Desde el gobierno se ha insistido en ignorar este cuerpo legislativo apelando al “desacato” impuesto por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ).

Lea también: España pide a la UE y EUA coordinar acciones ante crisis venezolana

La designación de Moncada no paso ni siquiera por la asamblea nacional constituyente, cuyo cuerpo se ha atribuido las funciones del Parlamento nacional.

Tal parece que el Decreto de Emergencia y Estado de Excepción dan luz verde a Nicolás Maduro de hacer todo lo que quiera, cuando quiera. Atrás quedaron los años cuando los órganos del Poder Público cumplían sus funciones con autonomía.

El propio expresidente Hugo Chávez criticó en su momento que existiera “una independencia de los poderes”; cuando se refirió a una declaración de la entonces presidenta del TSJ, Luisa Estela Morales.

Lea también: Reveladas identidades de funcionarios implicados en cargamento de drogas

Escribe tu opinión