Gobierno de Venezuela acelera el control alimenticio en el 2018

Imagen referencial

(Redacción A Todo Momento) — El gobierno de Venezuela ha iniciado una caceria de brujas contra las diferentes cadenas de supermercados que ha desencadenado el comienzo de un control alimenticio más férreo durante este año.

Un número de fiscalizaciones se registraron el día de 05 de enero, cuando funcionarios de la Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos (Sundde) asistieron a diferentes supermercados y rebajaron los precios de diferentes productos, alimentos en su mayoría.

Lea también: Sundde rebajó precios en Supermercado de Excelsior Gamma

Esto generó que los venezolanos arrasaran con las sedes de las 26 cadenas de supermercados que posee el país.

Según la postura del Sundde, las cadenas de los supermercados habrían aumentado los precios de los alimentos de “manera ilícita”. “Estos actos no los podemos considerar ya de simple especulación, son actos criminales contra el pueblo. No hay razón para que estén haciendo estos cambios de precios y por eso estamos aplicando los correctivos.”, afirmó William Contreras, director del ente gubernamental.

Sundde obligaría a supermercados de todo el país a regresar los precios a los que tenían el 15 de diciembre, esto según el periodista Roberto Deniz

Perspectiva

Desde el año año pasado Venezuela alcanzó el 50% de inflación mensual, lo cual declara que el país posee hiperinflación. Esto ha generado una ausencia pronunciada del efectivo y un descontrol de los precios en productos y servicios. Dicha situación se debe a las constantes malas acciones que toma el Gobierno venezolano sobre la economía nacional.

Economistas y periodistas opinan que estas medidas se deben a que Gobierno busca aumentar el control alimenticio sobre la población.

“¿Y cuando se acabe la comida que saquearon de forma controlada entre viernes y sábado? Aumentará el control social a través de los Clap. Antes del saqueo controlado 4.4 millones de venezolanos dependían exclusivamente de los Clap para poder comer”, afirmó Eugenio Martínez, periodista de Prodavinci.

Lea también: Sundde supervisa supermercados de Central Madeirense

Martínez explica el mecanismo de control social a través de los carnet de la patria y los Clap: 14% de los venezolanos (4.4 millones) dicen que los Clap son su principal vía para conseguir alimentos y 27,5% (8.5 millones) dicen que son un complemento muy importante para poder comer.

Mientras que el activista político de DSD Venezuela, Julio Jiménez, denunció que el Gobierno busca liquidar la cadena de distribución, para que así la población pueda depender de los CLAP y el Carnet de La Patria, además que esta situación pueda producir una militarización de los supermercados por los disturbios que se puedan desarrollar y finalmente apropiarse de los activos de las cadenas.

El economista y diputado a la Asamblea Nacional, José Guerra, también se pronunció sobre esta medida tomada por el Gobierno. “Las rebajas compulsivas de precios impuestas por Sundee a supermercados va precipitar una avalancha de compradores que puede agotar los inventarios de alimentos y otros productos. Comida para hoy y hambre para mañana. Así no se combate la inflación”, manifestó el parlamentario.

Lea también: Supermercados en Caracas sufrieron intentos de saqueo

Mientras tanto, el dirigente del partido político Alianza Bravo Pueblo, Antonio Ledezma, acusa al gobierno de promover los saqueos en el país, de igual forma continuar con la destrucción de las instituciones del Estado.

Debemos recordar que una situación similar se presentó hace tres años con los famosos “dakazos”, los cuales promovieron un desorden social que promovió la destrucción la empresa Daka, que vendía lineas de aparatos electrodomésticos. ¿Acaso eso es lo que busca el Gobierno? ¿Dakazos y saqueos controlados para obtener más poder e influencia sobre la población?

 

Escribe tu opinión