AN otorgó estatus de refugiados a los migrantes venezolanos

(A Todo Momento) — En medio de un debate marcado por la riña entre diputados chavistas y opositores, la Asamblea Nacional (AN) otorgó este martes el estatus de refugiados a los migrantes venezolanos, en concordancia con la Declaración de Cartagena sobre los Refugiados.

Por Estefani Brito | El Nacional

“Son personas que han huido porque su vida, seguridad y libertad ha sido amenazada por la violencia generalizada”, reseña el acuerdo aprobado por la mayoría opositora.

Carlos Valero, diputado por Un Nuevo Tiempo, fue el encargado de presentar el acuerdo alrededor de las 12:15 p.m. A su juicio, este estatus es una herramienta temporal con la que podrán contar los connacionales en el exterior, “mientras logramos un cambio político para que retornen todas las garantías a nuestra nación”.

Recordó que actualmente entre 4.6 millones de venezolanos, según la ONU; y 5 millones, de acuerdo con la OEA, “han huido de la dictadura violadora de derechos humanos”.

Indicó que de estos ciudadano, 1.6 millones se encuentran en Colombia, 900.000 en Perú, 422.000 en Estados Unidos, 400.000 en Chile, 350.000 en Ecuador, 325.000 en España, 170.000 en Brasil, 150.000 en Argentina, 100.000 en Panamá y 70.000 en México.

El parlamentario instó a los países de la región a garantizar los derechos humanos de los venezolanos en el exterior y a la Organización Internacional de Migración y la Acnur a que trabajen para erradicar los índices de acoso y de ataques que viven los migrantes venezolanos.

Lea también: Venezolanos podrán pedir la visa estadounidense con prórroga del pasaporte

Durante el debate los legisladores opositores responsabilizaron al régimen de Nicolás de ocasionar la catástrofe humanitaria compleja que ha obligado a los ciudadanos a abandonar el país.

El Legislativo instruyó al comisionado presidencial para Relaciones Exteriores, Julio Borges, para que logré el reconocimiento del estatus de refugiados para los venezolanos par parte de los países de la región.

Exhortó, además, a la comunidad internacional a reconocer la crisis migratoria venezolana y otorgarle una dimensión global para su atención.

Williams Dávila, de Acción Democrática, aseguró que la migración venezolana es una de las más grandes del planeta comparada solo con la de Siria, que tiene 8 millones de migrantes y refugiados producto de la guerra.

Recordó que la AN aprobó la Ley de Migración de Retorno, el cual plantea el diseño del “Plan Vuelve a Casa”, para recibir a los venezolanos que se encuentran en el exterior.

“Sigan formándose porque llegará el día, más temprano que tarde, que regresarán para la reconstrucción de ese país que la revolución ha arruinado”, les dijo a los jóvenes venezolanos.

Llamado a la calle

Arkiely Perfecto, disidente del chavismo, mostró un video con historias de ciudadanos que han huido del país producto de la crisis económica, política y social.

Aseguró que el principal problema con los venezolanos en el mundo no es la xenofobia sino la aporofobia, dado que los ciudadanos que han migrado son pobres.

“Aquí nos vendieron un socialismo de igualdad social y ahora todos somos pobres. Somos personas que salimos buscando un mejor futuro porque aquí no lo tenemos”, expresó.

Invitó a todos los ciudadanos a la calle “a recuperar la libertad de Venezuela para que regrese nuestra familia”.

Ileana Medina, diputada por el Partido Patria para Todos, aseguró que la solución para los migrantes venezolanos es que regresen al país, mediante el “Plan Vuelta a la Patria”.

“La vuelta a la patria es solución para acabar con el maltrato a los venezolanos en el extranjero”, dijo.

Junta Ad Hoc de la CVP

La mayoría opositora del Parlamento aprobó la designación de la junta Ad Hoc de la Corporación Venezolana de Petróleo.

La junta, que actuará en nombre del presidente encargado Juan Guaidó y en coordinación con el procurador especial, José Ignacio Hernández; estará integrada por los ciudadanos Miguel Antonio Soto Quintana, Javier Alejandro Rodríguez Rubio, Javier Ricardo Linares Peña, Guillermo Andrés Benzecry Izaguirre y Luis Eduardo Giusti Lugo.

Los parlamentarios ratificaron, además, la ilegalidad e invalidez de los bonos 2020 de Petróleos de Venezuela S. A., al resaltar que vulneran los artículos 150, 311 y 312 de la Constitución, que establece que las deudas que contraiga la nación deben ser aprobadas por la AN.

Elías Matta, presidente de la Comisión de Energía y Petróleo, afirmó que cuando la oposición asumió el Parlamento, Pdvsa “ya estaba quebrada”.

“La deuda que viene no la vamos a pagar porque el bono es ilegal. Hicieron el canje en 2016 y no pagaron más nunca la deuda. Deben 12.058 millones de dólares. Son unos maulas, no pagan, elevaron la deuda casi a 200% del PIB del país”, enfatizó.

Alfonso Marquina, de Primero Justicia, afirmó que estos contratos son contrarios a los intereses del país y fueron contraídos “enriquecer a unos pocos corruptos del régimen”.

“Hoy tenemos la obligación de poner en evidencia todos los actos de corrupción; que el pueblo sepa que vendieron los activos de los venezolanos a precio de gallina flaca y hoy lo defendemos como lo hacemos con la empresa Citgo”, precisó.

Beneficios para el pueblo

Julio Chávez, del oficialismo, aseguró que la emisión de bonos de Pdvsa se realizaron para atender los programas sociales promovidos por el chavismo, “que lograron elevar el índice de desarrollo humano” en el país.

Consideró que la oposición hoy aprueba la nulidad del bono 2020 para facilitar “el robo y pillaje más grande de la historia”, puesto que el Parlamento aprobó en mayo el pago de 71.6 millones de dólares.

“¿A quiénes le pagaron? Habría que preguntar entonces quiénes se beneficiaron de estas comisiones del pago de unos bonos que la oposición dice que son ilegales. Prefieren robarse Citgo que atender a los niños que se encuentran fuera del país para hacerse operaciones”, manifestó.

Autonomía universitaria

La mayoría opositora desconoció este martes la sentencia 0324 emitida por el Tribunal Supremo de Justicia, que obliga a las universidades a renovar a sus rectores, “por violar la autonomía universitaria”.

Acordó también la creación de una comisión para que presente propuestas que ayude a fortalecer las universidades y su autonomía.

Bolivia Suárez, presidente de la Subcomisión de Educación, aseguró que la universidad es atacada por el régimen para mantener el control sobre la población.

“Mientras menos preparada esté la gente, más fácil para ellos el control social. El régimen no quiere que la gente progrese, quiere mantener el control político y de la juventud venezolana”, señaló.

Instó a la sociedad civil a acompañar a las protestas y manifestaciones que convoquen en defensa de la educación, el salario de los docentes y la autonomía universitaria.

Lourdes Ramírez, presidente de la Asociación de Profesores de la UCV, indicó que desde que en 1999 se le diera rango constitucional a la autonomía universitaria comenzó “el ataque desmedido y progresivo en contra de las universidades”.

“Han secuestrado los recursos, se ha hecho un cerco financiero, se ha pulverizado el salario de los trabajadores y han eliminado los servicios de salud”, denunció.

Alegó que el régimen chavista también aumentó la represión en contra de los profesores universitarios, los estudiantes y las casas de estudio, donde incluso han destruido instalaciones.

Lea tambiénTertsch: “Sin una amenaza creíble, Maduro jamás dejará el poder”

Jesús Mendoza, consejero universitario de la UCV, alertó que actualmente los estudiante no poseen ningún beneficio, perciben una beca de 700 bolívares, no cuentan con comedores, ni con servicio de transporte, ni cuentan con un presupuestos en sus universidades.

“Ustedes tienen a sus hijos estudiando afuera del país, ¿por qué no los tiene estudiando en la Unefa? Porque aquí no hay condiciones para estudiar”, les dijo a la diputados chavistas.

Aseguró que actualmente en las aulas universitarias se está formando la generación de 2019, que dará la lucha, junto con el Parlamento, para lograr un cambio de gobierno, como ocurrió con la generación del 28 y del 58.

“Vamos a ir a un proceso de elección de rectores en democracia, no en dictadura”, aseguró.

Ante los gritos de Francisco Torrealba, jefe de la bancada chavista, que aseguraba que el joven no ha vivido una dictadura, Mendoza respondió: “Mi generación es la del 2017, mi generación tragó bomba y llevó tiro. ¡No tengo miedo!”.

Subrayó que desde el Movimiento Estudiantil continuarán defendiendo la autonomía universitaria e invitó al cuerpo legislativo a acompañarlos en la calle.

“Nosotras armas son pupitres, son hojas, y son ideas, las ideas que ustedes (el chavismo) no tienen”, enfatizó.

Escribe tu opinión