Konzapata: Esto es lo que hace la nueva guardia personal de Maduro

(A Todo Momento)Por Zenaida Amador | Konzapata.com Es casi imposible no hacer el paralelismo entre los “Batallones de la dignidad” de Manuel Antonio Noriega y las “Cuadrillas de paz” de Nicolás Maduro. El léxico usado, el talante de las organizaciones y la coyuntura exponen las semejanzas entre la estrategia de Maduro y la de su colega panameño en su afán común por sostenerse en el poder a cualquier precio.

En 1988 el entonces presidente de Panamá le dio forma a una fuerza paramilitar alterna a la institucionalidad castrense de ese país que le sirviera de brazo de control de su máxima confianza. Los civiles armados que integraban los “Batallones de la dignidad”, con unos 5.000 miembros, reprimieron manifestaciones públicas, atacaron e hirieron a ciudadanos que se oponían al régimen de Manuel Noriega.

Además, tenían órdenes de destruir estructuras clave del país en caso de que se concretara la temida intervención extranjera liderada por Estados Unidos, que finalmente se produjo en 1989. Fue entonces cuando actuaron como grupos de resistencia ante los militares estadounidenses para terminar rindiéndose poco después de los enfrentamientos con las fuerzas externas.

Nicolás Maduro, por su parte, también ha hecho lo propio desde enero, ya que sin legitimidad alguna opera con sus fuerzas de choque para contener a quienes se le oponen mientras intenta seguir en la Presidencia de Venezuela, lo que implica permanentes persecuciones y represión sobre las voces críticas a su gestión, ya sean líderes políticos, estudiantes, sindicalistas o amas de casa.

Lo ha hecho ante la mirada atenta del mundo, incluso con miembros de una misión técnica sobre derechos humanos de la ONU de visita en el país. Las apariencias parecen importarle poco. Una de las muestras más claras de esto la dio el 23 de febrero, cuando privilegió a grupos de civiles armados por encima de efectivos de la Fuerza Armada para impedir el ingreso al país de la ayuda humanitaria internacional. En ese momento desplegó a paramilitares, “colectivos” y hasta a presos que actuaron con máxima violencia contra los civiles que trataban de ingresar medicinas y alimentos por los pasos fronterizos.

Continúe leyendo esta nota en Konzapata.com

Escribe tu opinión