Irán contempla enviar buques de guerra a Venezuela para provocar a EUA

(A Todo Momento) — La marina de Irán estrenó el pasado sábado un destructor de fabricación nacional denonimado Sahand, que según los medios estatales tiene propiedades ocultas que evaden los radares, y de acuerdo con declaraciones de un miembro castrense del país persa muy pronto estará a bordo de una misión de dos buques de guerra a Venezuela, un movimiento que busca agitar las tensiones con Estados Unidos.

En una ceremonia transmitida en vivo por la televisión estatal iraní, el destructor Sahand, que puede soportar viajes de cinco meses sin reabastecimiento, se unió a la armada regular de Irán en una base en Bandar Abbas, en el Golfo.

El Sahand tiene una cabina de vuelo para helicópteros, lanzadores de torpedos, cañones antiaéreos y antiaéreos, misiles tierra a superficie y tierra a aire y capacidades de guerra electrónica.

Irán busca provocar a Estados Unidos

El anuncio de que Irán piensa enviar barcos de guerra de nueva generación a Venezuela es visto como la madre de todas las provocaciones por expertos venezolanos, quienes advierten que la jugada de alto riesgo alteraría el equilibrio geopolítico regional y sería muy difícil de ignorar por Estados Unidos.

“El ingreso de estos buques iraníes alterarían el orden regional”, comentó desde España Rocío San Miguel, presidenta de Control Ciudadano, ONG que monitorea las actividades de la Fuerza Armada Nacional de Venezuela.

“Esto va a molestar a todos los 14 países con que Venezuela tiene límites internacionales y va a generar una situación indeseable”, enfatizó.

Una movida muy peligrosa

Venezuela se ha convertido en un importante socio estratégico de Irán con el correr de las casi dos décadas en que ha gobernado el chavismo, y los dos países han firmados convenios de cooperación económicos y militares valorados en varios miles de millones de dólares.

No obstante, San Miguel resaltó que ninguno de los proyectos desarrollados conjuntamente ha sido exitoso.

Y en esta ocasión, de concretarse esta nueva iniciativa anunciada por Teherán, el desenlace podría terminar siendo muy negativo para ambos países, advirtió Martín Rodil, un experto sobre la larga relación entre Caracas y Teherán.

“Esto es sumamente peligroso, es de locos, enviar tres barcos de guerra al patio trasero de los Estados Unidos. Si esto ocurre, lo único que va a lograr es que Washington termine enviando un portaviones para las costas de Venezuela”, Rodil dijo desde Washington.

Con información de El Nuevo Herald

Escribe tu opinión