Una turba casi linchó a la asesina de Gabriel Cruz

(A Todo Momento) — A las afueras del edificio residencial donde vivía Ana Julia Quezada, autora del asesinato de Gabriel Cruz, las personas gritaban “¡Asesina!”. La Guardia Civil interceptó a la mujer cuando transportaba el cuerpo del menor en la maleta de su vehículo. Ciudadanos que se encontraban en el lugar grabaron el momento de su aprehensión. El Comercio

En los videos de YouTube se observa el preciso momento en el que Ana Julia sale de su vivienda con las manos esposadas, vestida con una prenda de capucha roja y con el pelo recogido, escoltada por un gran contingente policial que en un momento hace de retén entre una iracunda multitud y ella.

Los insultos no eran nuevos, el domingo por la noche otra multitud de la misma proporción espetó contra la madrastra que antes de su captura se mostraba indignada por la desaparición de Gabriel.

“¡Pena de muerte! ¡Hija de p…!”, se escuchó la noche del domingo frente a la dirección de la Guardia Civil en Almería ( sur), donde una multitud mostró su cólera contra la mujer de 43 años, allí detenida.

Lea también: La madrastra de Gabriel Cruz confesó cómo lo asesinó

En las imágenes que circularon en YouTube este lunes, se observa también que en un momento determinado la multitud intenta alcanzar el vehículo en el que se encuentra Ana Julia para agredirla.

Los llamados a una justicia dura también se multiplicaban por las redes sociales. Una petición en internet firmada a media jornada del lunes por 158.000 personas reclamaba prisión perpetua contra la mujer, sin que haya sido todavía imputada.

Otra petición, con más de 220.000 rúbricas, instaba a República Dominicana a reclamar su extradición, para evitar que Ana JuliaQuezada disfrute de la “comodidad” de las prisiones españolas ni sean los contribuyentes españoles los que costeen su encarcelamiento.

Ante esto, Patricia Ramírez, la madre del niño, hizo un llamado a evitar las “palabras de rabia”.

Este es el video que muestra la ira de una multitud contra la madrastra del pequeño Gabriel, quien fue encontrado muerto en la maletera de su auto.

El Comercio

Escribe tu opinión