Sánchez rechazó formar coalición de Gobierno con Julio Iglesias

(A Todo Momento) — El presidente del Gobierno español, el socialista Pedro Sánchez, rechazó este jueves la propuesta del líder de la formación izquierdista Unidas Podemos (UP), Pablo Iglesias, de formar un gobierno de coalición por un año y tener además el apoyo parlamentario de su partido el resto de la legislatura.

Fuentes del Partido Socialista (PSOE) y de UP confirmaron que ambos líderes hablaron hoy para intentar un nuevo acercamiento, aunque sin éxito, ya que Sánchez considera que no existe la confianza necesaria para poner en marcha esa fórmula.

Desde UP consideran que su propuesta de una coalición a prueba garantizaría la aprobación de los presupuestos y da una oportunidad a que esa coalición funcione. Y aunque eso no ocurra, recalcan las fuentes, garantizaría la estabilidad de la legislatura.

La oferta de Iglesias llega a las puertas de una nueva ronda de consultas de los principales líderes políticos españoles con el rey Felipe VI, que puede ser la última oportunidad para romper el actual bloqueo.

Estas consultas se anunciaron este jueves tras la reunión que mantuvo el monarca español con la presidenta del Congreso de los Diputados, Meritxell Batet, mientras que las declaraciones posteriores siguen sin mostrar ningún tipo de acercamiento en las posiciones de los dos principales actores: los socialistas del PSOE y la izquierdista Unidas Podemos.

Lea también: Opositores rusos se registraron masivamente en la organización del opositor Alexei Navalni

Las conversaciones del rey con los líderes políticos tendrán lugar los próximos lunes y martes, y su objetivo es constatar si el rey “puede proponer un candidato a la Presidencia del Gobierno que cuente con los apoyos necesarios” en el Congreso, señaló un comunicado de la Casa Real.

Añadió que si las consultas concluyen sin una propuesta de candidato, el rey procedería “a la disolución” de las dos Cámaras del Parlamento y a la convocatoria de nuevos comicios, según establece la Constitución.

El calendario establece que, si para el próximo día 23 no se resuelve el atasco, habría nuevas elecciones el 10 de noviembre, que serían las cuartas que vive España desde diciembre de 2015, en las que la aparición de nuevos partidos y el aumento de la fragmentación han complicado las posibilidades de formación de mayorías estables.

El rey y Batet coincidieron hoy en la “necesidad” de que se pueda constituir un Gobierno” que dé “estabilidad” al país, según explicó la presidenta del Congreso a la prensa tras reunirse con el jefe del Estado.

Lea también: Hotelera española Meliá fue incluída en demanda por embargo de Cuba

Esta nueva ronda de consultas llega después de meses de bloqueo político tras las elecciones del 28 de abril pasado, en las que los socialistas del PSOE lograron una victoria holgada (123 de 350 escaños en el Congreso) pero sin una mayoría de gobierno.

A partir de ahí, las conversaciones del PSOE con Unidas Podemos (UP, 42 diputados) en busca de un acuerdo se han atascado debido al objetivo socialista de formar un Gobierno monocolor sobre la base de un pacto de programa entre ambos partidos, mientras que UP insiste en acordar un Ejecutivo de coalición.

Los socialistas ofrecieron una coalición en julio durante el intento de investidura del líder socialista y presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, pero esa oferta fue rechazada por UP, que la consideró insuficiente.

Lea también: UE destinó otros 10 millones de euros para afrontar la crisis venezolana

Tras conocer la decisión real, la vicepresidenta del Gobierno, la socialista Carmen Calvo, aseguró en unas declaraciones que hay tiempo “hasta el último momento” para cerrar un acuerdo, pero recalcó la posición de su partido (PSOE) de descartar una coalición, algo que fue confirmado horas después con el rechazo a la nueva propuesta de Iglesias.

Calvo aseguró que Pedro Sánchez “no aceptará” un encargo de intentar la ratificación en el Congreso si no tiene los apoyos previos.

Si hubiera nuevas elecciones, el PSOE sería el claro ganador, con una intención de voto del 29,7 %, seguido de lejos por el conservador PP (11,6), mientras que Podemos bajaría al 9,9 % y Ciudadanos al 8,6 %, según un sondeo divulgado hoy por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), un organismo oficial.

El bloqueo político que ha seguido a las elecciones de abril, y que sigue a años de inestabilidad, no es entendido por gran parte de la población, algo que está teniendo su reflejo en las opiniones de los españoles.

Así, un 34,2 % de los ciudadanos asegura que la política les genera desconfianza, un 15,8 % aburrimiento y un 13,3· indiferencia, según el CIS.

Entre los cinco sentimientos que genera la política entre los españoles solo hay uno positivo, el interés (12,4 %), mientras que el quinto también es negativo: la irritación que produce en el 9,2 % de los encuestados.

EFE

Escribe tu opinión