Reuters: Ganancias de Citgo caen tras separación de PDVSA, CEO ve mejora en 2do trimestre

(A Todo Momento) — Los dos nuevos altos ejecutivos de Citgo Petroleum dijeron que los ingresos netos del segundo trimestre cayeron a menos de la mitad del nivel del año previo en medio de la depresión de la industria de refinación, luego de que Estados Unidos impusiera sanciones a Venezuela y de que Citgo se separara de su casa matriz, la estatal PDVSA.

El presidente ejecutivo, Carlos Jordá, y la presidenta de la Junta Directiva, Luisa Palacios, presentaron el jueves un plan para recuperar las ganancias, pagar deuda e invertir en operaciones tras su controvertida división este año de Petróleos de Venezuela (PDVSA).

Pero reconocieron que deberán trabajar duro para operar en un entorno de sanciones, que han afectado las relaciones de la empresa con sus proveedores y socios.

Una cuestión polémica es si Citgo u otra subsidiaria de PDVSA es responsable del pago de casi 1.000 millones de dólares que deberá hacerse a tenedores de bonos en octubre.

Citgo, con sede en Houston, el octavo mayor refinador de Estados Unidos, despidió a su presidente ejecutivo y otros altos funcionarios a principios de este año y cesó todos los tratos con PDVSA luego de que Washington impusiera sanciones a Venezuela en busca de desbancar al presidente Nicolás Maduro.

Lea tambiénIVAD: El 64,4% de los venezolanos considera que vive en dictadura

En sus primeros comentarios públicos desde que se convirtió en presidente ejecutivo de Citgo la semana pasada, Jordá reveló que la ganancia neta cayó a 122 millones de dólares en el segundo trimestre, desde los 255 millones de dólares del mismo lapso del año anterior.

Las sanciones estadounidenses interrumpieron algunas relaciones comerciales de larga data de Citgo y privaron a la compañía de los contratos petroleros venezolanos, forzándola a comprar crudo en efectivo en el mercado abierto.

Jordá pronosticó que las ganancias se recuperarán a medida que los márgenes crezcan con la demanda incremental de combustibles de bajo contenido de azufre, y que las refinerías procesen un abanico más amplio de variedades de crudo.

Una cosa que Citgo no podrá hacer pronto es reanudar el pago de dividendos a las empresas matrices, las cuales en algunos casos son controladas por el Congreso opositor de Venezuela.

Lea también: Rosneft es ahora el mayor operador de crudo venezolano

Asegurar la “estabilidad operacional y financiera” es una de las tres nuevas prioridades de la compañía, dijeron los ejecutivos. Continuar amortizando pasivos es clave para liberar a la empresa de condicionamientos impuestos en algunos contratos de deuda, que le han impedido pagar dividendos, según analistas.

Algunos políticos venezolanos esperaban que Citgo, el mayor activo en el extranjero del país, ayudara a financiar al gobierno que proclamó el jefe del Congreso, Juan Guaidó, a quien Estados Unidos y decenas de otros países occidentales reconocen como líder legítimo de Venezuela, pese a que Maduro retiene el control de PDVSA y el ejército.

En febrero, Guaidó nombró nuevos directores para supervisar a Citgo y las otras filiales extranjeras de PDVSA.

La semana pasada, un tribunal de Delaware confirmó el directorio de Citgo al rechazar una medida promovida por Maduro para recuperar el control de sus operaciones en Estados Unidos. El año pasado, Citgo reportó una ganancia neta de 851 millones de dólares e ingresos de casi 30.000 millones de dólares.

Lea tambiénKonzapata: Guaidó lanza plan de presión total para acorralar a Maduro

“Nuestro objetivo como junta directiva ha sido prepararnos para que la empresa recupere su capacidad de declarar dividendos al accionista como hace cualquier empresa”, dijo Palacios a Reuters.

Jordá, en tanto, pronosticó que el negocio funcionará mejor en el segundo semestre, pese a tener que recurrir a nuevos proveedores de petróleo. “La empresa se ha adecuado bien a no tener los suministros de crudo venezolano”, dijo.

Las refinerías de Citgo en Louisiana y Texas, diseñadas para procesar crudo pesado, ahora están utilizando variedades más ligeras de Estados Unidos, mientras la de Illinois continúa operando con petróleo canadiense.

“Toda la industria de refinación en Estados Unidos está pasando por un mal momento”, dijo un director de portafolio que sigue el desempeño de Citgo. “Pero también es cierto que la empresa ahora tiene liquidez de sobra”.

Reuters

Escribe tu opinión