Régimen nicaragüense reprimió a ciudadanos por protestar contra proyecto residencial

(A Todo Momento) — Decenas de efectivos policiales reprimieron este lunes con bombas lacrimógenas a ciudadanos que bloqueaban cuatro accesos a la capital hondureña en protesta contra la construcción de un complejo residencial en la zona de la reserva forestal de La Tigra.

Cientos de pobladores y activistas del Comité Prodefensa de La Tigra bloquearon las salidas a Valle de Angeles (este), El Hatillo (norte), El Paraíso (este) y Olancho (noreste), hasta que fueron desalojados por policías.

“Este gobierno actúa salvajemente, con gases quiere resolver todo”, dijo a la AFP la portavoz del movimiento ambientalista, Dolores Valenzuela.

La activista indicó que una empresa empezó meses atrás la construcción de 1.886 residencias, 29 centros comerciales, un club ecuestre y un hotel de montaña a 4 km de Tegucigalpa, a la orilla de la carretera que llega al municipio turístico de Valle de Angeles, al pie de La Tigra.

Lea también Bachelet actualizó su informe sobre Venezuela: FAES han recibido apoyo al más alto nivel del gobierno

La Policía choca contra residentes de El Hatillo en las afueras de Tegucigalpa, durante una protesta el 9 de septiembre de 2019
La Policía choca contra residentes de El Hatillo en las afueras de Tegucigalpa, durante una protesta el 9 de septiembre de 2019© AFP ORLANDO SIERRA

La montaña La Tigra, una reserva forestal de 24.000 hectáreas, 2.000 metros sobre el nivel del mar, es una de las tres principales fuentes de agua de la capital.

Lea también: OEA votará aplicación del TIAR en Venezuela el 11 de septiembre

El alcalde capitalino, Nasry Asfura, aseguró a medios locales que la construcción está fuera de La Tigra.

Valenzuela aseveró que de las 500 hectáreas del proyecto, 19 están están en la zona de amortiguamiento de la Tigra.

“Tegucigalpa se está quedando sin agua y con ese tipo de obras el problema se va a agravar porque (las autoridades) no se han preocupado por construir nuevas represas”, reclamó.

Los 1,3 millones de habitantes de la capital hondureña sufren racionamientos de agua a causa de una prolongada sequía que bajó las dos principales represas a niveles nunca vistos.

La represa La Concepción, con capacidad para 46 millones de metros cúbicos, está a un 20%, según el servicio estatal de agua.

AFP

Escribe tu opinión