Prohibieron salida de país al expresidente Lula Da Silva

Imagen: CNN

(A Todo Momento)— Este jueves un juez federal de Brasilia ordenó la retención del pasaporte del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, condenado a doce años de prisión por corrupción con prohibición de salir del país. Reseña El carabobeño

La determinación, que ya fue comunicada a la Policía Federal, responsable por el control en las aduanas de los aeropuertos, se produjo pocas horas antes del viaje que el ex jefe de Estado tenía planeado a Etiopía para participar en un evento sobre el combate al hambre en el mundo organizado por la FAO en el marco de la Trigésima Cumbre de la Unión Africana.

La orden fue dictada por el juez décimo federal de Brasilia, Ricardo Leite, en un proceso diferente al que concluyó el miércoles con la condena de Lula, y confirmada por la Policía Federal y el Ministerio de Justicia.

Lea también: “UE debe responder a expulsión de embajador español de Venezuela”

“El director general de la Policía Federal, Fernando Segovia, comunicó por teléfono en la noche del jueves al ministro de Justicia, Torquato Jardim, la decisión de la Justicia Federal de impedir que el ex presidente abandone el país”, según la asesoría de prensa del Ministerio.

De acuerdo con la misma fuente, el ministro le pidió al director de la Policía Federal que comunique a Lula de la decisión en su residencia para evitarle situaciones embarazosas.

La orden de retención del pasaporte fue emitida por el juez de Brasilia que investiga las acusaciones contra Lula por supuesto tráfico de influencias en el proceso que concluyó con la decisión del Gobierno de Brasil de adquirir 36 caza bombarderos de la empresa sueca Saab.

Lea también: Embajadora de EUA ante la ONU: “Maduro continúa robando la democracia a Venezuela”

Lula fue imputado en este proceso en diciembre de 2016 luego de que el juez considerara como procedentes las acusaciones de que el ex presidente intervino en la elección del vencedor de la millonaria licitación en su condición de ex presidente y gracias a influencia que tenía en el Gobierno de su sucesora, Dilma Rousseff.

Este es uno de los siete procesos judiciales que afronta el ex jefe de Estado, en su mayoría por corrupción y en uno de los cuales fue condenado el miércoles en segunda instancia.

Un juez federal de Brasilia ordenó este jueves la retención del pasaporte del ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva, condenado la víspera a doce años de prisión por corrupción, y le prohibió salir de Brasil.

La determinación, que ya fue comunicada a la Policía Federal, responsable por el control en las aduanas de los aeropuertos, se produjo pocas horas antes del viaje que el ex jefe de Estado tenía planeado a Etiopía para participar en un evento sobre el combate al hambre en el mundo organizado por la FAO en el marco de la Trigésima Cumbre de la Unión Africana.

La orden fue dictada por el juez décimo federal de Brasilia, Ricardo Leite, en un proceso diferente al que concluyó el miércoles con la condena de Lula, y confirmada por la Policía Federal y el Ministerio de Justicia.

Lea también: Rex Tillerson realizará su primer viaje a tierras Latinoamericanas

“El director general de la Policía Federal, Fernando Segovia, comunicó por teléfono en la noche del jueves al ministro de Justicia, Torquato Jardim, la decisión de la Justicia Federal de impedir que el ex presidente abandone el país”, según la asesoría de prensa del Ministerio.

De acuerdo con la misma fuente, el ministro le pidió al director de la Policía Federal que comunique a Lula de la decisión en su residencia para evitarle situaciones embarazosas.

La orden de retención del pasaporte fue emitida por el juez de Brasilia que investiga las acusaciones contra Lula por supuesto tráfico de influencias en el proceso que concluyó con la decisión del Gobierno de Brasil de adquirir 36 caza bombarderos de la empresa sueca Saab.

Lula fue imputado en este proceso en diciembre de 2016 luego de que el juez considerara como procedentes las acusaciones de que el ex presidente intervino en la elección del vencedor de la millonaria licitación en su condición de ex presidente y gracias a influencia que tenía en el Gobierno de su sucesora, Dilma Rousseff.

Este es uno de los siete procesos judiciales que afronta el ex jefe de Estado, en su mayoría por corrupción y en uno de los cuales fue condenado el miércoles en segunda instancia.

El Carabobeño

Lea también: España hará “lo posible” por no aumentar tensión con Venezuela

Escribe tu opinión