Estiman 1.408 muertes por bombardeos contra el Estado Islámico en Siria

Al menos 1.408 personas han muerto, entre ellas 1.278 combatientes del grupo Estado Islámico (EI), desde el inicio de los bombardeos de la coalición internacional, liderada por EEUU, contra los yihadistas en Siria, informó hoy el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

La ONG señaló que junto a esas víctimas mortales hay cientos de heridos, en su mayoría miembros del EI, por los ataques de la alianza internacional, que comenzaron el pasado 23 de septiembre.

Los 1.278 integrantes del EI fallecidos son, sobre todo, extranjeros y perdieron la vida por los bombardeos contra sedes y concentraciones de los extremistas en las provincias de Homs y Hama, en el centro; Alepo, en el norte; y Al Hasaka, Al Raqa y Deir al Zur, en el noreste.

Las operaciones de la coalición en Siria también causaron la muerte de al menos 73 milicianos del Frente al Nusra, filial de Al Qaeda en Siria, en el oeste de Alepo y en el norte de Idleb.

Además, al menos 56 civiles sirios perecieron, entre ellos ocho menores de edad y cinco mujeres, en los bombardeos contra zonas petroleras de Al Hasaka, Deir al Zur y Al Raqa, así como contra objetivos del EI en Manbech, en Alepo.

A estas víctimas se suma un rebelde de una brigada islamista que murió por un ataque contra un cuartel de los radicales en las afueras de Al Raqa.

El Observatorio, que cuenta con una amplia red de activistas sobre el terreno, no descartó que el número de muertos sea superior debido al secretismo que mantienen los yihadistas sobre sus bajas y a la dificultad de acceder a determinadas partes del país.

El EI proclamó a finales de junio un califato en Irak y Siria, donde ha tomado el control de áreas del norte y el centro.

Más de 200.000 personas han fallecido desde el inicio del conflicto en el territorio sirio en marzo de 2011.

Texto:Efe

Escribe tu opinión