El Salvador desplegó efectivos en sus fronteras para frenar migraciones

(A Todo Momento) — El Gobierno de El Salvador comenzó a desplegar el jueves una fuerza especial de seguridad en sus fronteras con Honduras y Guatemala con el objetivo de detener el cruce de emigrantes indocumentados hacia EE.UU.

Adriás Espallargas | ABC de España

El gobierno salvadoreño no ha dado detalles sobre cuántos efectivos serán desplegados, sin embargo, una fuente anónima dijo a Reuters que el dispositivo tendría al menos 300 agentes migratorios y 800 policías.

El despliegue de este dispositivo de seguridad forma parte de los acuerdos para reducir la emigración ilegal que el gobierno de El Salvador firmó a finales de agosto con Kevin McAleenan, el secretario interino de Seguridad Nacional de EE.UU.. Dentro de estos acuerdos, el gobierno estadounidense se comprometió a reforzar la patrulla fronteriza de El Salvador, además de dar apoyo en estrategias para combatir a las llamadas maras, o pandillas.

La Patrulla Fronteriza, como se denomina este nuevo cuerpo de seguridad, empezará a operar en La Hachadura, un municipio fronterizo con Guatemala que es una de las principales rutas utilizadas por los centroamericanos que emigran hacia Estados Unidos.

Lea también: Canciller colombiano mostró en la OEA pruebas del vínculo Maduro-guerrillas

La administración estadounidense del presidente Donald Trump ha sellado acuerdos con México y países centroamericanos para que se comprometan a reducir la inmigración ilegal. En el caso de México, el país mesoamericano reducido en un 56 por ciento el tránsito de centroamericanos indocumentados tras haber desplegado un total de 25.000 efectivos policías y militares por todo su territorio, un dispositivo de seguridad que fue desplegado a cambio de que EE.UU. no impusiera aranceles sobre todos productos mexicanos.

Médicos Sin Fronteras estima que unas 500.000 personas abandonan El Salvador, Guatemala y Honduras cada año rumbo hacia la primera potencia, debido a los altos niveles de inseguridad que sufren estos tres países. El Salvador es uno de los países más peligrosos del mundo con una media de 64 asesinatos por cada 100.000 habitantes, según estimaciones de Naciones Unidas.

Escribe tu opinión