Funcionarios de Maduro buscan reunirse con Banco de Inglaterra para discutir repatriación de oro

(A Todo Momento) — El presidente del Banco Central de Venezuela (BCV) y el ministro de Finanzas intentan agendar una reunión con autoridades del Banco de Inglaterra para discutir la repatriación de lingotes de oro valoradas en 550 millones de dólares que están en bóvedas de la institución británica, dijeron dos fuentes a Reuters.

En septiembre, el gobierno del presidente Nicolás Maduro envió una notificación al Banco de Inglaterra (BoE, por sus siglas en inglés) en la que expresó su intención de regresar al país unas 14 toneladas de oro por la preocupación que generan las sanciones de Estados Unidos.

Simón Zerpa y Calixto Ortega, ministro de Finanzas y presidente del organismo emisor, respectivamente, solicitaron conversar con miembros de la entidad inglesa el próximo viernes en Londres, agregaron las fuentes.

El traslado del oro se ha demorado, entre otros asuntos, por el costo que tiene asegurar la movilización de los lingotes, que forman parte de las reservas internacionales de la nación OPEP.

El posible encuentro genera inquietud. El parlamentario británico Andrew Lewer envió una carta al gobernador del BoE, Mark Carney, en la que le solicitó rechazar la reunión con el presidente del BCV y el ministro de Finanzas, porque este último está afectado por las sanciones estadounidenses.

“Es totalmente inapropiado que los funcionarios del Banco de Inglaterra se reúnan con una persona que ha sido incluida en la lista de sanciones de Estados Unidos por razones de corrupción”, dijo Lewer en su carta, a la que tuvo acceso Reuters. La oficina del legislador confirmó el envío de la misiva.

Lea también: CAF negó préstamo a Maduro por “incapacidad de pago”

Asimismo, Lewer agregó que la transferencia del oro debería ser aprobada por la Asamblea Nacional venezolana, de mayoría opositora.

No quedó claro de inmediato si el BoE accedió a reunirse con las autoridades venezolanas. La institución británica, su par venezolano y el Ministerio de Finanzas no atendieron las peticiones de comentarios.

Críticos de Maduro han señalado que el gobierno no debería repatriar el oro porque temen que sea usado para financiar la corrupción. El gobierno socialista ha estado involucrado en actuaciones irregulares y un extensores admitió haber recibido sobornos por 1.000 millones de dólares.

Los dirigentes opositores Julio Borges y Carlos Vecchio pidieron en una carta dirigida el 30 de noviembre al Banco de Inglaterra rechazar la petición de entregar el oro al gobierno de Maduro, al que califican como una dictadura.

El país petrolero está en su quinto año de recesión con hiperinflación, que ha llevado a la migración de 3 millones de personas, según la ONU, y enfrenta sanciones de la Unión Europea y Estados Unidos que afectan a funcionarios y a las operaciones financieras de la industria petrolera y los entes oficiales.

Lea también: Fiscal de la CPI Fatou Bensouda promete investigar a Maduro “en un tiempo razonable”

En noviembre, el gobierno de Donald Trump dijo que se analizan nuevas medidas para limitar las exportaciones de oro.

El Ministro Zerpa estaba el miércoles en Rusia en el encuentro que sostuvo Maduro con su homólogo, Vladimir Putin, en una gira en la que se discutiría ayuda financiera para Caracas, señalaron en la semana asesores del Kremlin.

Venezuela acumula deudas millonarias con acreedores y tenedores de bonos y algunos han comenzado a buscar vías para cobrar lo que se les debe.

No es la primera vez que el Banco Central repatria oro, ya que entre 2011 y 2012 trajo de regreso los lingotes que estaban en bancos de Estados Unidos y Europa por orden del expresidente Hugo Chávez.

Bloquear la repatriación del oro venezolano podría tener consecuencias políticas explosivas para el BoE, que ofrece servicios de custodia de lingotes a muchos países en desarrollo, que podrían tener que empezar a preocuparse si se complican sus relaciones con Washington.

Reuters

Escribe tu opinión