Niño se deja crecer el cabello por dos años para donárselo a su amiga con alopecia

(Redacción A Todo Momento – Antena 3) Tyler Boone, un pequeño de 10 años de Georgia, se ha dejado crecer el pelo durante dos años para que su amiga Gabby, con alopecia, se pudiera hacer una peluca con él. Tyler se dejó crecer el pelo hasta aproximadamente los 30 centímetros, de modo que su amiga se asegurase una buena peluca.

En el diario Metro, Tyler ha explicado que recibió burlas de otros niños por su larga melena, y en un par de ocasiones fue confundido con una chica, pero mereció la pena al poder ayudar a su amiga.

Ambos son amigos desde que eran bebés, y aunque ahora viven a cientos de kilómetros de distancia, sus familias se reunieron para que Gabby pudiera hacer los honores y cortarle el pelo a su amigo.

En contexto

Alopecia (del griego alopex) es la pérdida anormal o rarefacción del cabello, por lo que el término se considera un sinónimo de calvicie. Puede afectar al cuero cabelludo o a otras zonas de la piel en la que existe pelo, como las pestañas, cejas, axilas, región genital y barba.

La alopecia puede clasificarse en multitud de grupos, según su origen y manifestaciones, pero la forma más frecuente es la alopecia androgénica, también llamada alopecia androgénetica o calvicie común, que es responsable del 95% de los casos y afecta principalmente a los varones, menos frecuentemente a las mujeres, y debe su nombre a que está provocada por la acción de las hormonas masculinas o andrógenos sobre el folículo piloso, provocando su miniaturización progresiva.

Otras formas comunes de alopecia son la alopecia areata, en la que la pérdida del pelo no es definitiva y se circunscribe comúnmente a un área determinada; la alopecia universal que es la forma extensa de la alopecia areata; y la alopecia cicatricial que está provocada por una destrucción del folículo piloso y es por lo tanto irreversible. Existen muchas variedades de alopecia de presentación menos frecuente que pueden estar originadas por causas genéticas, medicamentos, infecciones cutáneas, traumatismos, deficiencias nutritivas y ciertas enfermedades de la piel o generales.

Escribe tu opinión