Historias de un vecino, Peleador de sumo

Historias de un vecino, por Donaldo Barros 

Él es Duglexer González, tiene 29 años, y es peleador de sumo. “Hago deportes de combate desde hace muchos años. Estaba en Brasil haciendo jiu-jitsu, y me encuentro con unos compañeros brasileños que me invitan a practicar sumo, me gustó, y me dediqué a esta disciplina.

Luego llegué a Venezuela a competir a nivel nacional y pude integrar el equipo de Venezuela”, explicó ‘Musampa’; así lo conocen. “También estuve en Rusia en un campamento de 45 días con la selección rusa”, agregó.

“Ahora, con mi escuela, nos dedicamos a transformar vidas a través del sumo como herramienta pedagógica para nuestra formación social. Creemos que el sumo puede ser un deporte olímpico en el futuro, y cuando eso pase, contaremos con una gran selección. Hay venezolanos ganando campeonatos internaciones de sumo; tenemos dos campeones suramericanos”, dijo con orgullo.

“Mi sueño como peleador de sumo ya concluyó. Ahora quiero formar atletas; me gustaría ser el primer entrenador venezolano en meter a un atleta de sumo en una universidad y que se forme como el primer profesional venezolano de la disciplina”.

“Vivo en el urbanismo Juan Vives Suriá, en Montalbán 3, y aquí desarrollo mi escuela. Para acá vienen de todo el país a prepararse incluso para eventos internacionales”, aseguró.

“Venezuela tiene que mejorar, no como país, pero sí como sociedad. Nos hemos acostumbrado a las regalías del Estado. Nos gusta que nos den sin dar nada a cambio; es una realidad. Invito a mis compatriotas, sin tintes políticos, a que transformemos socialmente a nuestro país, y dejemos de culpar a los políticos, porque lo que vivimos es culpa de nosotros.

Es hora de darle paso a la crítica constructiva sin caer en discusiones estériles. La mayoría de los venezolanos se debería dar a la tarea de sumar alegrías para nuestros chamos, porque si no hacemos eso, tendremos una sociedad triste y marchita”, concluyó Duglexer

Escribe tu opinión