Historias de un vecino: él es Luciano Sánchez, tiene 8 años, y estudia primaria.

(Redacción A Todo Momento / Vía Donaldo Barros) Él es Luciano Sánchez, tiene 8 años, y estudia primaria. “Me gusta jugar, hacer la tarea, trabajar con mi mamá, bailar Michael Jackson; me gusta trabajar con el cacao; me gusta mi casa; me gusta la familia que tengo, mi hermano; ¡amo a toda mi familia!”, dijo con una gran sonrisa.

“El niño jesús me trajo un disco de Michael Jackson y desde ahí me encantó. Después mi papá biológico me trajo más; él vive en los Estados Unidos. También me trajo un pianito y con eso hicimos un disco juntos; él es rapero, se llama Unity. No sé si el disco es de hip-hop, o rock, porque el disco es tan bueno que no se sabe todavía”, contó con alegría.

“Mi otro papá se llama Giovani, y también lo amo porque él me da todo; me cuida a mí y a mi familia”, dijo con gran simpleza. “Todavía no sé que quiero ser cuando sea grande. Primero quería ser música; otro día quería ser médico homeópata, y ahorita estoy pensando; pensé en ser como esgrimista, algo así”.

“¿Un consejo para los niños?, un saludo para ellos; que no paren de ayudar a su familia, y que están bienvenido a nuestra hacienda de cacao; que les digan a sus padres y que no se pierdan una aventura en Sucre; ¡qué vengan pronto!”.

“Mi papá biológico es americano y una vez me dijo para irme a los Estados Unidos, pero yo no quiero irme; quiero seguir viviendo aquí porque me gusta mucho Venezuela; es mi país. Me gusta ser venezolano; me gusta todo, desde el principio hasta el final”, concluyó Luciano para irse a jugar por ‘Paria Shakti’, su hacienda de cacao.

Escribe tu opinión