Mitos sobre el sol

(A Todo Momento – Women’s Health) — La exposición a la radiación solar es la primera causa de cáncer de piel y también está detrás del 80% de las arrugas y manchas que “lucimos”. ¡Casi nada! Y todo esto pese a que cada año por estas fechas las autoridades sanitarias, los médicos y las firmas cosméticas realizan campañas de sensibilización para que sigamos unos hábitos saludables en relación con el sol; pero todavía existen falsos mitos que se propagan en contra de las evidencias científicas y que acaban calando. Aquí refutamos algunas de las creencias erróneas más extendidas para que el astro rey se convierta en un aliado y evites poner en riesgo tu salud.

¿Riesgo de raquitismo? Muchas veces hemos oído eso de que si no tomamos el sol, no activaremos la vitamina D en la piel. Pues bien; esta es una verdad a medias, porque para conseguirlo no hace falta estar tumbada en la playa desde 10 de la mañana hasta el (siguiente) amanecer. Como explica el doctor Luis Pastor; jefe de la Unidad de Dermatología del Hospital Ruber Internacional, “20 minutos al día, no necesariamente de exposición directa a los rayos ultravioleta B (que son los que nos ayudan a sintetizarla) son suficientes.

Lea También: Conozca los seis tipos de grasa corporal que existen

En todo caso; conviene evitar las horas de mayor intensidad solar en los meses más cálidos”. Por cierto; toma el sol mejor en las piernas y brazos para evitar micropigmentaciones en la cara, que tiene una piel más fina. Y algo importante; según recuerda el especialista; “los protectores solares no actúan de barrera frente a la vitamina D”. Así que no tienes excusa, ponte siempre bronceador; que deja pasar lo bueno del sol y frena lo malo. Además; este nutriente podemos obtenerlo también de los alimentos o a través de suplementos vitamínicos. “La vitamina D se encuentra en una dieta rica en sustancias antioxidantes y betacarotenos, como las verduras con mucho color, y también frutas y salmón”, señala la doctora Yolanda Gilaberte; coordinadora de la Campaña Euromelanoma 2017.

Los fotoprotectores no caducan: ¿De verdad crees esto? “Una vez abierto, el fotoprotector debe usarse en esa temporada, ya que todo compuesto químico se descompone pasado un tiempo y pierde eficacia. Si por error se utiliza uno caducado, esto no significa que vaya a producir un problema en la piel, pero sí provocará daños derivados de una protección solar inadecuada”; alertan desde la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV).

Women’s Health 

Escribe tu opinión