¿Qué sabes de la difteria? Síntomas, causa y prevención

(Redacción A Todo Momento) — La difteria  es una enfermedad infecciosa, epidémica, ocasionada principalmente por la exotoxina proteíca, producida por Corynebacterium diphtheriae, La bacteria que causa la difteria se propaga a través de las gotitas respiratorias, como las que se producen con la tos o los estornudos, de una persona infectada o de alguien que porte la bacteria pero que no tenga ningún síntoma.

Resultado de imagen para imagenes de contagiados de difteria

La bacteria infecta más comúnmente la nariz y la garganta. La infección de garganta produce una seudomembrana o cubierta de color gris a negro, dura y fibrosa que puede obstruir las vías respiratorias. En algunos casos, la difteria infecta la piel primero y produce lesiones cutáneas.

Resultado de imagen para imagenes de contagiados de difteria

Una vez que usted resulta infectado, la bacteria produce sustancias peligrosas llamadas toxinas, las cuales se diseminan a través del torrente sanguíneo a otros órganos, como el corazón y el cerebro, y causan daño.

Lea También: ¡Las manos limpias salvan vidas!

Los factores de riesgo para la difteria incluyen ambientes de hacinamiento, higiene deficiente y falta de vacunas.

Síntomas:

Los síntomas generalmente se presentan de 1 a 7 días después de que la bacteria ingresa a su cuerpo

  • Fiebre y escalofríos,
  • Dolor de garganta,
  • Ronquera
  • Dolor al deglutir
  • Tos similar a la de crup (perruna)
  • Babeo, (sugiere que está a punto de presentarse una obstrucción de las vías respiratorias)
  • Coloración azulada de la piel
  • Secreción nasal acuosa y con sangre
  • Problemas respiratorios, incluso dificultad respiratoria, respiración rápida, sonidos respiratorios chillones (estridor)
  • Úlceras en la piel (generalmente se observan en las áreas tropicales)

En algunas ocasiones no hay síntomas.

 El proveedor de atención médica llevará a cabo un examen físico y observará el interior de la boca. Esto puede revelar una cubierta de color gris a negro (seudomembrana) en la garganta,  inflamación de los ganglios linfáticos  e hinchazón del cuello o las cuerdas vocales.

Los exámenes empleados pueden incluir:

  • Tinción de Gram o cultivo exudado faríngeo para identificar la bacteria
  • Análisis de la toxina (para detectar la presencia de la toxina producida por la bacteria)
  • Electrocardiograma (ECG)

Prevención:

Resultado de imagen para imagenes de infectados con difteria

Para prevenir esta enfermedad, existe  una vacuna altamente eficaz. De hecho, la protección infantil se acerca al 99% si se cumplen los calendarios vacunales establecidos.

La vacuna DTaP: Combina las vacunas contra la difteria y otras dos enfermedades graves: el tétanos y la tos ferina. Esta vacuna consiste en un toxoide o toxina inactivada, que no causa daños en el organismo, permite el desarrollo de una memoria inmunológica, e induce a que se produzcan anticuerpos específicos capaces de neutralizar la toxina diftérica y prevenir la aparición de la enfermedad.

Para conseguir que la protección resulte óptima, hay que administrar a los niños cinco dosis de la vacuna DTaP. El calendario vacunal varía en función del país.

Además, es necesario que los adultos se administren dosis de recuerdo cada diez años. Como esta periodicidad no se suele seguir correctamente, es recomendable que las personas que vayan a realizar viajes a una región en la que pueda existir riesgo de contraer la enfermedad, o aquellas personas que hayan estado en contacto con enfermos de difteria, también se administren una dosis de recuerdo de la vacuna, excepto en el caso de que se hayan vacunado en los cinco últimos años.

Lea También: OPS informa aumento de sarampión en el país con datos incompletos

La vacuna DTaP es muy segura y eficaz para prevenir la difteria (junto con el tétanos y la tos ferina). Puede presentar efectos secundarios, sin embargo, éstos suelen ser leves. La aparición de reacciones adversas graves frente a la vacuna en niños es de menos de uno entre un millón.

 

Escribe tu opinión