Beneficios de usar shampoo sin sulfato

(A Todo Momento – Infobae) — Los cuidados del cabello van a depender muchísimo de cada persona, existen diferentes  tipos de cabello; y para cada uno de ellos se deben utilizar productos distintos; aquí te decimos cuales son los shampoos mas recomendados por los especialistas. En nuestro país hay una inmensa escasez de productos, sin embargo los productos sin sodio o sulfatos son los que más abundan.

¡Te tenemos una buena noticia!

Y es que este tipo de shampoos son los más adecuados para la salud capilar.  Los sulfatos son las sales o los ésteres del ácido sulfúrico. En el ámbito de la naturaleza se encuentran en forma de yeso; baritina o sulfato de sodio y como producto de la oxidación se produce la formación de los sulfuros cuando estos entran en contacto con el oxígeno del aire. El lauril sulfato de amonio (ASL) y lauril sulfato de sodio (SLS) son detergentes abrasivos y además uno de los componentes “clásicos” de todos los shampoos. Estos permiten que el cabello se limpie y se desengrase por medio de la espuma que se genera.

A este ingrediente se suman el parabeno; un conservante muy habitual en los composición de cosméticos. Por lo general son agregados junto con otros elementos que evitan que el producto pierda efectividad. En las etiquetas se puede identificar con los siguientes nombres: methylparaben, propylparaben; butylparaben o benzylparaben y la concentración habitual suele ser del 0,01 al 0,3%.

Lea También: Conozca los beneficios que trae consumir chocolate

La dermatóloga María José Pelli; explicó al medio  Infobae que el lauril sulfato de sodio es un debilitador activo; emulsionante y detergente áspero agregado a miles de productos de limpieza, cosméticos y artículos de tocador como shampoo, tinturas para el cabello; maquillaje, pasta de dientes, enjuagues bucales, jabones de tocador y detergentes para la ropa.

“Es bueno usar shampoo libre de sulfato porque mantienen mejor la humedad; y conservan los aceites naturales del cabello”. “El SLS es un derivado del coco; pero durante el proceso de fabricación se somete a procesos que darían un producto irritante. Sin embargo; no hay evidencia científica que muestre que ninguno de estos productos sea cancerígeno” dice la especialista.

(Vía Infobae)

Escribe tu opinión